RELATO DE UN VIAJE AL NOROESTE

Primeramente mis saludos a nuestros lectores de aquí, allá y acullá en este nuevo año. Esta es mi primera entrega en el 2020. Entramos a un año complicado y muy “sui generis” porque hay dos elecciones de por medio (las municipales, en febrero, y las legislativas y presidenciales, en mayo) y cuidado ¡porque podrían ser tres! si hay una segunda vuelta, como se prevé. Pero bueno, tenemos que seguir pa’lante hasta que el cuerpo aguante, como dice el refrán.

Un viaje al Noroeste
Quiero hacer partícipes a mis lectores, que me supongo son bastantes (jeje, modestia aparte), de un tours que hice entre domingo y el martes por la Línea Noroeste, aprovechando este largo fin de semana.
El domingo arribé “a la ciudad del morro” donde permanecí hasta el otro día, es decir hasta el lunes, que era festivo por el “Día de los Reyes Magos. Eso en esta zona, sin embargo, ni se menciona.
Cada vez que visito este legendario pueblo, me cae como una profunda tristeza y desaliento, por un lado, ya que veo que no hay avance, que Montecristi se mantiene estancado, apreciación que no solo es mía. Es más, algunos creen que en vez de adelantar, esta provincia va como el cangrejo, hacia atrás.

Nada nuevo
Pocas cosas nuevas observo. Hice un recorrido y vi todo absolutamente igual que tiempos atrás, cuando estuve por la zona. Las calles siguen destruidas y solo algunas del centro están en buenas condiciones. Es una pena. Genaro Abreu, un eterno defensor de Montecristi, amigo que me encontré por coincidencias en el Club Náutico, fue uno de los que me dijo: Hermano, este pueblo va hacia atrás en vez de adelante. Me lo manifestó con mucho desaliento.

El contraste
Pero el contraste es que Montecristi tiene muchas bellezas y atractivos naturales, como son sus cayos y su mar, además del morro. Me encontré con muchos visitantes extranjeros durante mi estadía y todavía, mucho más dominicanos. Y eso es positivo. Visitar la playa El Zapato es una delicia. Por fortuna, la carretera que lleva hasta alla está en excelentes condiciones.

El Aeropuerto
Aproveché mi estadía para hacer una visita al aeropuerto Don Osvaldo Virgil. Hay un movimiento que busca, del Departamento Aeroportuario que dirige Marino Collante, la instalación aquí de un puesto de abastecimiento de combustible para pequeñas aeronaves que vienen desde La Florida y otros puntos del Caribe.
Estuve conversando con José Luis Bournigal, presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Montecristi, y me dijo que se está poniendo en marcha un movimiento para alcanzar ese objetivo. En esta misma página publicamos un reporte sobre el tema.

Dajabon
Bueno, el espacio se me agota, y me gustaría contarles mi estadía en este pueblo fronterizo. Estuve en el mercado binacional el lunes. En la próxima entrega en Desde el Cibao narraré mis vivencias en esta población, que es muy dinámica, alegre y productiva, y donde se ven por ratos más haitianos que dominicanos en sus calles.
¡Seguimos en combate!

Entradas relacionadas