La Tres Causales

En la Grecia Antigua, donde se consideraba que el feto no tenía alma, Platón manifestó en su obra. La República, que el aborto debería prescribirse en caso de incesto o cuando los padres fueran personas de edad; en tantos el filósofo, Aristóteles y otros los recomendaban como fórmula para limitar las dimensiones de la familia.

Sócrates mantenía que el aborto y los era “un derecho de las mujeres los hombres no tenían voz en esto, asuntos”. ¿Aborto si o aborto no? ¿El aborto se practicaba hace tiempo? ¿Siempre existió en la clandestinidad? Este debate que hoy se implantó en la sociedad no es nuevo y es de saberse que el aborto no es cuestión del presente y esta práctica tiene milenios de antigüedad.

No hay ninguna ley del ser humano que pueda quitarle el derecho a una mujer a decidir sobre su cuerpo no puede ser impulsada. No se puede someter el cuerpo de la mujer a la dictadura de una ley o a la de un artículo de la constitución ni mucho menos religioso. Es un derecho a luchar que la mujer tiene.

En diciembre de 2014, el presidente Medina promulgó la reforma del Código Penal (Ley 550-14) despenalizando el aborto en tres circunstancias: cuando corre peligro la vida de la mujer, en caso de una violación e incesto y cuando existan malformaciones del feto incompatible con la vida clínicamente comprobable.

El articulo 150 del Código penal es muy claro cuando esté establece que el aborto no será punible cuando esté sea practicado por un Galeno u otro profesional de la salud, que cuente con el consentimiento de la mujer o de cónyuge o familiares.

Cabe señalar que un ganado de raca vaca, como es el senado y la cámara de diputados que no tienen condiciones medica ni científicas para legislar una ley sobre un tema científico donde no tienen ningún conocimiento sobre embriología humana y anatomía.

Resulta una ironía cruel que en nuestro país en ordenamiento jurídico, los violadores e incestuoso no reciban la pena de muerte por sus crímenes, sin embargo, se pretenda condenar a los hijos concebidos mediante dichos actos a la pena capital. Sería interesante que las organizaciones que sustentan estas propuestas presenten estudios serios que prueben que cuando una mujer violada o incestuada aborta, el aborto contribuye a remover la evidencia dolorosa de la violación o el incesto. De ninguna manera, el aborto puede borrar la memoria de la violación o el incesto ni sanar el dolor físico y emocional de dicha agresión. Le estaríamos adicionando a los traumas que ya arrastra, nuevas complicaciones tanto en su salud física como mental.

El debate del aborto está más presente y su resolución es discutida en el congreso, pero el campo de batalla está en las calles y la única forma de ganar esta batalla es con cada paso que se da acompañada de otro, mientras que los obispo por otro lado sugieren un referéndum y eso es una trampa.

La misma iglesia que persiguió, torturo y asesino a miles de mujeres, con su tribunal clerical y el Santo Oficio de la inquisición, carbonizaban en la hoguera a mujeres, muchas de ellas embarazadas, el método empleado por Tomas Torquemada creado en 1491, quemando en la hoguera a un “niño santo” que sirvió desde entonces de modelo como crematorios de la inquisición, contra la mujer.

El Papa que ahora trata de “nazi fascista” a quienes luchan por el derecho al aborto.

Es la misma iglesia arrastrando viejas mañas hoy en el siglo XXI la iglesia sigue metiendo sus rosarios en nuestro cuerpo.

El presidente Luis Abinader, le hizo una promesa de campaña a la mujer, que aprobaría la ley del aborto si votaban por él para presidente, hoy esa mujer es ofendida, en su dignidad, atada, usada, mancillada, y burlada, después de ellas haberle cumplido con su voto a la candidatura del actual presidente de la Republica Luis Abinader, sin lugar a dudas que esté tomó una posición bizantina, ante el caso del aborto en una sociedad de hipócritas dividida, ante las tres causales.  

Entradas relacionadas