LA PERSECUSION JUDICIAL.-

Johnny Tejeda
Dentro de los clamores exteriorizados durante buen
tiempo, por parte de las mayorías nacionales y, que dieron
al traste con la salida del poder del PLD, se encuentran la
necesidad, de que sean investigados los diferentes actos de
corrupción, endilgados a ese partido, durante los cuatro (4)
periodos en que se mantuvieron, al frente de la cosa
pública.
A propósito de la situación planteada, referente a que el
nuevo gobierno, debe orientarse a aperturar, los casos de
persecución de la corrupción administrativa y, de cualquier
otro tipo, que supusiere el mal uso de los fondos del erario
nacional y, que se entienda, que fueron cometidos por los
funcionarios salientes, se abre la discusión, respecto de
quién debería de ser el nuevo Procurador General de la
República, quien en su condición de máximo representante
del Ministerio Público, habría de tener en sus manos el
control de las investigaciones, a ser realizadas en lo
adelante.
En ese sentido, tenemos en el país determinadas voces,
que han optado por proponer de forma específica, a la Dra.
MIRIAM GERMAN BRITO, como la candidata ideal para

desempeñar el cargo de jefe del Ministerio Público en la
actual coyuntura política.
Nadie en el territorio de la República Dominicana, puede
negar las grandes dotes de seriedad y, capacidad
profesional, de la Dra. Miriam Germán, para ocupar dicha
posición dentro del ministerio público, como dentro de la
judicatura nacional; no obstante, cabe señalar lo relativo a
los serios y, duros cuestionamientos, que se generarían en
su contra, por un segmento de la opinión pública nacional,
dada la situación suscitada en meses anteriores, a raíz de la
evaluación de desempeño, que se le hiciera a dicha
Magistrada, en la medida en que se postulaba para seguir
ostentando, la condición de juez de la Suprema Corte de
Justicia, ocasión en la cual fue visible ante los ojos de la
opinión pública la actitud de maltrato en su contra,
asumida por parte de sus evaluadores, algunos de los cuales
podrían estar en la lista de los investigados, por casos de
corrupción, por el nuevo Procurador General de la
República.
Qué podría pasar, con la cuestión relativa, al principio de la
objetividad del ministerio público, que corresponde ser
respetado por éstos, en el ejercicio de la fase investigativa
que dirigen?

Encontraría, la Magistrada Miriam Germán, los medios
probatorios, que faciliten la fundamentación de la
acusación, así como los que favorezcan el descargo (art. 259
CPP), de aquellos imputados, que hasta hace poco, fueron
señalados como sus verdugos?
La realidad en el orden de lo antes dicho, está planteada y,
sería importante, que las nuevas autoridades la tomen en
cuenta, dado que un ministerio público, por harto
reconocido que fuere, en el marco de la sociedad en donde
se desenvuelve, no deja de ser un ser humano, que en
momentos determinados, puede verse afectado, por la
tristeza, la amargura y, el dolor, que le generare una
agresión específica y, ello a la vez, puede desatar en él,
resentimientos, que al final de la jornada, obnubilen su
buen juicio.

Entradas relacionadas