LA NUEVA CAMARA DE CUENTAS

Por JUAN T H

Finalmente fueron seleccionados los miembros de la Cámara de Cuentas. Uf! No sé
quienes son. Jamás había mencionar sus nombres. Ahora me entero de su existencia,
de sus cualidades para ocupar tan importantes posiciones en una institución tan
relevante para el sistema político. He preguntado por sus calidades éticas y morales.
Me dicen que se trata de personas bien capacitadas y con méritos profesionales y
morales. Me alegro. El presidente, Janel Andrés Ramírez Sánchez, un joven de apenas
40 años de edad, tiene altas calificaciones para el cargo, al igual que los demás
integrantes. ¡Qué bien! ) Las feministas deben estar muy contentas, tres mujeres y dos
hombres) ¡Equidad de género! Según me comentan, no tienen militancia partidaria. La
verdad, no sé si eso es bueno o malo. Últimamente estamos vendiendo la idea de que
ser militante de un partido político es pecaminoso, casi un crimen. Y no es verdad, al
contrario, ser miembro, militante o dirigente de un partido es un compromiso con una
idea, con una causa, con un pueblo. Me gustan los que asumen una causa, los que se
juegan el pellejo defendiendo lo que creen, sean miembros de un partido o no. el
comportamiento de una persona defiende de sus valores y principios, no de su
adhesión a una organización política. El que es honesto lo será donde quiera que se
encuentre, igual el sinvergüenza. Pero bien, vayamos al grano. Espero que los nuevos
integrantes de la Cámara de Cuentas jueguen su papel fiscalizador sin complacencia de
ninguna naturaleza, que cumplan estrictamente con los mandatos de la ley, que
fiscalicen de verdad, que cuenten lo que haya que contar, que no protejan
delincuentes. Quiero una Cámara de Cuentas que cuente, no que haga cuentos, que de
cuentos chinos estamos cansados. Confío en que los señores y las señoras que hoy son
los integrantes de la Cámara de Cuentas llenan las expectativas, que les digan al país lo
bueno y lo malo de lo que encontrarán, que no apañen, que no oculten nada, que la
honestidad sea el norte, que haya transparencia, que auditen y le digan al país la
verdad, siempre la verdad, que no protejan funcionarios delincuentes, que actúen con
responsabilidad, sin miedo ni temor, que no haya vacas sagradas, que caiga el que
tenga que caer no importa del partido al que pertenezca. Hay que combatir la
corrupción a todos los niveles. Espero, por igual, que la actuación de los antiguos
miembros de la Cámara de Cuentas se aclare. Quiero saber si es verdad que ocultaban
información, si arreglaban auditorias para proteger a determinados ladrones del
gobierno pasado. Lo quiero saber todo. Si hay motivos para someterlos a la justicia y
llevarlos a la cárcel, que se haga. Es hora de la verdad. Janel Andrés Ramírez, Elisa
Catano, Tomasina Tolentino, Mario Fernández Burgos y Elsa María Peña, tienen una
gran responsabilidad ante el pueblo. Espero, sinceramente, que tengan éxitos en sus
funciones, que actúen como cuerpo en beneficio propio y del Estado, apegados
siempre a las leyes. El pueblo tiene derecho a saberlo todo. Nada de mentiras y
engaños, el que la hizo que la pague. En fin, queremos una Cámara de Cuentas, no de
cuentos.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas