La Democracia Un Mal Endémico

A los antiguos griegos se les atribuye la creación de la primera democracia. La democracia es una palabra de origen griego que fue acuñada por los atenienses para referirse a su forma de gobierno, instaurada en los últimos años del siglo VI a.C…. Como el nombre de una forma de gobierno ya entonces objeto de debate.

En su etimología, significa gobierno “del pueblo” o “popular”.

La democracia está contaminada por el poder económico el financiamiento a los partidos políticos es una de las principales causas que hacen terreno fértil para la corrupción reciben dinero de Estado a través de la Junta Central Electoral (JCE) para su campaña, dinero del narcotráfico, de las minerías, como Barrick Goold y de otros medios internacionales unido al crimen, a los senadores y diputados reciben un barrilito, de manera corrupta y descarada, del dinero del pueblo.

Mientras que el nepotismo, el clientelismo y la alza en los carburantes y la represión están socavando los cimientos de la desgatada y débil tambaleantes democracias, producto de esté estado de cosa la democracia, autocrática apena se sostiene. La razón que impulsan esos procesos radica en las evidentes ansias de preservación del poder y en el clientismo, que fortalecen la desigualdad económica y acentúan la división de la sociedad.

Una señal de alarma, que son la causa que llevan a la masa marginada a estadillo de violencia y a la desestabilización del orden político establecido radican en la escasa capacidad de los actores políticos para la resolución de los problemas sociales que padecen esas clases desamparadas.

Los dirigentes políticos del sistema democrático abusan de sus cargos y anteponen en el clientelismo al bien común. Un número cada vez mayor de personas en los países afectados experimentan y sufren las consecuencias que conlleva la corrupción y la mala gestión, y que socavan los elementos más importantes de los sistemas democrático. Las causas de la desestabilización del orden político establecido radican en la escasa capacidad de los actores políticos para la solución de los problemas, así como en las políticas clientelistas y la falta de disposición para llegar a compromisos. Los problemas importantes, aún sin solucionar, siguen siendo, la criminalidad vinculada al narcotráfico, el nepotismo, el tráfico de influencia y la corrupción, son males endémicos, que socavan el sistema democrático.

Cabe señalar que el gobierno, está usando una cruzada jurídica de acusación de corrupción contras sus adversarios políticos, mejor dicho, la oposición.

El discurso anticorrupción puede ser usado para ocultar prácticas de corrupción política, que seguirán impunes en perpetuación de un sistema corrompido. Además, la relación a la desigualdad social a la corrupción no impide el crecimiento económico, pero si profundiza la desigualdad social, capturando las personas en un círculo viciosos que genera la pérdida de la cultura y se presenta como un mal endémico de la democracia y los partidos políticos que son organizaciones de estructuras de comerciantes empresariales, que asaltan el poder y no conocen otra ley que no sea la de sus intereses espurios, lo que la hace una democracia endémica. 

Entradas relacionadas