Estrellas sobresalen por profundo pitcheo y balanceada ofensiva

SAN PEDRO DE MACORÍS.- Las Estrellas comienzan este sábado (5:00 p.m.) su serie semifinal frente a los Gigantes del Cibao, con marcada profundidad en su cuerpo de lanzadores y mucho balance en su ofensiva.

El grupo de sus lanzadores abridores en rotación para los primeros cuatro partidos incluye, en ese orden de presentación, a los zurdos Andy Otero y Enny Romero, quienes tratarán de frenar este sábado y domingo, respectivamente, el poderío de bateadores zurdos como Juan Francisco, el líder en jonrones (7) de la abreviada Serie Regular (30 juegos), y Ronald Guzmán, elegido Jugador Más Valioso en esa parte del torneo.

Si a Francisco y Guzmán se puede unir Carlos Peguero, entonces, de temible puede ser catalogado el poderío de los Gigantes en su casa, el Estadio Julián Javier, donde este sábado comienza la serie, y donde cobraría mayor importancia una efectiva labor del abridor de las Estrellas, Otero.

Lo mismo podría decirse de la apertura de Romero, el domingo (4:00 p.m.), con todo y que el juego de ese día será en el Estadio Tetelo Vargas, el cual no es tan complaciente con los bateadores, en especial los zurdos, como el parque de San Francisco de Macorís.

Los derechos Ervin Santana y Nabil Crismatt, abridores del tercer y cuarto juego, siempre podrían tener detrás a lanzadores abridores zurdos como Evan MacLane y Domingo Robles, en rol de relevo, si éstos no son usados en los primeros dos partidos de la serie, pactada a un 7-4.

Los derechos Forrest Snow y Edwin Uceta son otros dos lanzadores abridores que estarán en rol de relevistas largos, para ir al rescate de sus compañeros, si es necesario, por lo general en las primeras seis entradas de los partidos.

Para el último tercio del juego, las Estrellas cuenta, con relevistas tales como los derechos Edgar García y Warner Madrigal, lanzadores de situación, quienes también pueden ser usados en la primera parte del juego, para sacar de apuros a su equipo, en caso de amenaza contraria, con corredores en circulación.

En el trabajo de relevo de situación también está el zurdo Luis González, especialmente para enfrentar a bateadores zurdos, a quienes también pueden enfrentar con éxito otros lanzadores de brazo equivocado como son Williams Jerez, José Manuel Fernández y Frank Garcés, éste recién adquirido en el  sorteo de reingreso (de equipos eliminados) junto a Romero, Santana y el derecho Hansel Robles.Matt Pobereyko es una garantía como cerrador, labor que ha desempeñado Robles en el pasado reciente en Grandes Ligas, y antes en el circuito local Marcos Mateo. Robles y Mateo son opciones para la séptima y octava entradas.

Wirfin Obispo, el cerrador titular del club, está incapacitado. Como ha estado también últimamente el fino bateador Ronnier Mustelier.

No obstante, si no puede contar con Mustelier, la ofensiva de las Estrellas luce sólida, con un buen balance entre bateadores zurdos y derechos, de contacto y de poder.

El grupo lo lidera el ligamayorista Robinson Canó, el bateador designado del club, quien hizo sentir su poderío y talento apenas debutar en el torneo, conduciendo al equipo a las dos victorias que necesitaba para avanza a la semifinal, en el minipalyoff a 3-2 frente al Escogido, equipo al cual loas Estrellas barrieron (8-4 y 2-0).

Bateadores el calibre del también ligamayorista Fernando Tatis Jr., Jeremy Peña (Novato del Año)  Junior Lake, Aderlin Rodríguez (adquirido en el sorteo de reingreso), Christian Bethancourt, aun si no está disponible Mustelier, le darán al equipo de la enseña verde una peligrosa tanda de derechos para alternar con los zurdos Canó, Lewin Díaz, Eric Filia, Sócrates Brito y los ambidextros Domingo Leyba (cuando regrese de una ligera lesión en el dedo pulgar de su mano izquierda) y Gustavo Núñez.

En el grupo Tatis Jr., Lake, Brito, Peña, Núñez pueden correr con sobresaliente velocidad en las bases.

Canó, Tatis Jr., Díaz, Brito, Bethancourt, Lake, Peña hacen lucir ponderosa a una alineación que fue solo superada por la de los Gigantes en jonrones conectados en el circuito, sin tener la ventaja de disputar la mayoría de sus partidos en un complaciente estadio para bateadores, como es el Julián Javier.

La defensa de las Estrellas es de primera. Su cuadro interior con Díaz (1B), Peña (2B), Leyba (3B)  Y Tatis Jr. (SS) tiene un nivel defensivo de Grandes Ligas. Sin Leyba, la combinación sería con Núñez en la defensa de la segunda base y Peña, de la tercera. Aun así, seguiría siendo un cuadro interior defensivamente de primera.

En los jardines, sobresalen defensivamente Lake (LF) y Brito (CF). Más los respaldos para el bosque derecho (Gabriel Guerrero y Emilio Gustave).

Bethancourt es un receptor sólido, quien ahora tendrá la experimentada ayuda del recién reclutado (vía sorteo de reingreso) Michael de la Cruz, más la del promisorio Rodolfo Durán.

El manager José Alguacil parece que tiene en sus manos suficientes piezas para una exitosa partida y conducir a las Estrellas hasta la Serie Final del campeonato.

Entradas relacionadas