Dos expertos roneros plantean pasos para frenar muertes por alcohol envenenado

Dicen que el genocidio de más de trescientas muertes, es imperativo  aunar esfuerzos para fortalecer los mecanismos de fabricación de rones

Servicio de Prensa

Dos ingenieros químicos con amplia experiencia en la fabricación y cualificación  de rones, propusieron, para frenar las muertes por alcohol envenenado,  integrando  un solo cuerpo técnico cualificado, lograr  que todas  las empresas licoreras reporten mensualmente su actividad y que la DGII impongan la trazabilidad fiscal, que permite autentificar las bebidas alcohólica legales y compatibles para consumo recreativo y/o festivo, sin poner en peligro la vida o salud de sus compradores.

Los ingenieros  químicos Gregorio Ureña y Luis Castaños, proponer un organismo, que cuente con técnicos calificados de las instituciones de los sectores público y privado involucradas en la fabricación y supervisión de las bebidas alcohólicas potables, para que las empresas que cuenten con la licencia que le autoriza la fabricación de dichos productos, reporten su actividad mensualmente como establece la normativa vigente en dicho sector.

“Sugerimos que la Dirección General de Impuestos Internos (DGII)  haga efectivo el sistema de Trazabilidad Fiscal, (conocido como SISTEMA DE TRÁFICO), ya que esto permitiría un control exhaustivo y asimismo evitaría en gran medida las falsificaciones.

El documento de los dos ingenieros químicos, dice:

“Desde hace décadas, ha existido la mala práctica de falsificar y adulterar las distintas bebidas alcohólicas que se producen a nivel nacional.

Entendemos que por el panorama de genocidio que ha ocurrido con más de trescientas muertes, es imperativo  que todos los sectores involucrados en la producción y control de las bebidas alcohólicas aúnen esfuerzos para fortalecer los mecanismos de fabricación de alcohol potable.

Dentro del proceso de fermentación se forman diversos tipos de alcoholes. Los más conocidos y utilizados son los siguientes:

  1. ETANOL o ALCOHOL ETÍLICO: está formado por dos átomos de carbono, cinco átomos de hidrógeno y un radical hidróxido (enlace de oxígeno e hidrógeno); es el ÚNICO  APTO PARA EL CONSUMO HUMANO.

  1. METANOL o ALCOHOL METÍLICO: está formado por un átomo de carbono, tres átomos de hidrógeno y un radical hidróxido. Es utilizado en la industria química que fabrica solventes, pinturas, entre otros y su consumo es altamente tóxico para el ser humano provocando la muerte.

  1. ISOPROPANOL o ALCOHOL ISOPROPÍLICO: está formado por tres átomos de carbono, siete átomos de hidrógeno y un hidróxido, utilizado principalmente en la industria farmacéutica.

Es propicia la ocasión para proponer un organismo, que cuente con técnicos calificados de las instituciones de los sectores PÚBLICO y PRIVADO involucradas en la fabricación y supervisión de las bebidas alcohólicas potables, de manera que todas las empresas que cuenten con la licencia que le autoriza la fabricación de dichos productos, reporten su actividad mensualmente como establece la normativa vigente en dicho sector.

Sugerimos que la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) debiera establecer que todas las empresas licoreras, cuenten con el sistema de Trazabilidad Fiscal, conocido como SISTEMA DE TRÁFICO, ya que esto permitiría un control exhaustivo y asimismo evitaría en gran medida las falsificaciones”.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas