Diputado demanda habilitación de plantas de tratamiento de aguas residuales en Higüey

Dirigentes comunitarios dicen que el sistema cloacal del municipio está colapsado, lo que podría agravarse con la entrada en funcionamiento del acueducto.

La Altagracia. –  El diputado al Parlamento Centroamericano, Carlos Sánchez Solimán demandó de las autoridades nacionales poner atención a la situación en la que se encuentra el municipio de Higüey, que no cuenta con plantas para el tratamiento de las aguas residuales, a pesar de que el volumen poblacional en este año asciende a más de 198 mil habitantes solo en la zona urbana.

La solicitud fue realizada durante el desarrollo de un encuentro con personalidades del municipio para conocer la importancia de la ratificación del tratado de Escazú en el país.

En el encuentro, el dirigente social Juan Carlos Paredes, informó que en Higüey la única planta de tratamiento de aguas residuales que existe, ubicada en la zona de las 7 lagunas, no funciona desde hace más de una década y que las aguas son vertidas sin tratamiento al rio Quisibani- Yuma, por ese motivo el sistema cloacal del municipio está colapsado, situación que podría empeorar con la entrada en funcionamiento del nuevo acueducto.

“A pesar que somos una de las principales ciudades turísticas del país, cuando caminas por algunos de los barrios del municipio puedes observar cómo las aguas residuales salen a las calles por las alcantarillas hacia los contenes y las aceras de las residencias, provocando mal olor y daño a la salud”, sostuvo el dirigente social.

De su parte Juan Carlos Divergé, directivo de organizaciones sociales, sostuvo que es común ver en las noches cómo los pozos sépticos de los nuevos residenciales de apartamentos son drenados hacia los contenes por que no tienen sistema de alcantarillados.

“En Higüey, como no teníamos un acueducto para el abasteciendo de agua potable el negocio del agua ha florecido y al lado de cada pozo usado para extraer agua usted puede encontrar un pozo séptico”, enfatizó Divergé.

La comunidad de Higüey en la provincia La Altagracia, es uno de los municipios del país que ha experimentado mayor crecimiento poblacional durante los últimos 20 años, al pasar de una población urbana de 119,733 en el 2002 a otra de 198,501 en el 2021, con una proyección poblacional para el 2041 de 328,901 habitantes.

El diputado al Parlacen, Carlos Sánchez apuntó que el desarrollo poblacional de Higüey se debe, entre otros factores, a la alta tasa de crecimiento de la migración interurbana y al asentamiento de personas nacidas en el extranjero que cada año llegan al lugar atraídos por la oferta de empleos, generadas, principalmente, por el sector turismo.    

Agrega que el crecimiento intercensal del municipio de Higüey con sus tres distritos del año 2002 al 2010, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), fue de 53.3%, de los cuales el 45% correspondió a la población migrante.

¨La única planta de tratamiento de aguas residuales que tiene Higüey, actualmente fuera de servicio y ocupada por pobladores, fue construida en los años noventa cuando el municipio tenía apenas 75 mil habitantes, menos de un tercio de la población actual y menos de un 25% de la que se proyecta para el 2041, según datos estadísticos de la ONE¨, agrega Sánchez, quien impartió el taller preguntas y respuestas sobre el Tratado de Escazú. 

Según estas proyecciones, con un consumo promedio agua persona de 400 litros por día y un caudal de retorno de 105,248 metros cúbicos diario, Higüey requiere una o varias plantas de tratamiento que puedan manejar una capacidad de diseño de 1.3 a 2 metros cúbicos por segundos.

(Visited 26 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas