Eleuterio Martínez afirma que Falcondo puede retomar decisión para explotar Loma Miranda

El ingeniero forestal explicó que este enclave biológico está dentro
de la concesión de la compañía, por lo que tiene derecho a retomar el
proyecto.

El ingeniero forestal Eleuterio Martínez, manifestó en el programa «Revista
Dominical Dejando Huellas», producido por Onorio Montás, que la
compañía Falconbridge Dominicana (Falcondo) puede volver retomar la
explotación del “Proyecto Minero La Manaclita” en Loma Miranda, en
cualquier instante.
“Loma Miranda está dentro de la concesión de Falconbridge y ellos pueden
volver sobre eso (el proyecto) en el momento y a la hora que les parezca,
porque son derechos que se les ha dado por ley” expresó.
A raíz de los recientes trámites realizados por la empresa al Ministerio de
Medioambiente, para obtener el permiso de explotar este pulmón
ecológico, el experto comentó que corporaciones de este tipo son las que
están acabando con la naturaleza de la República Dominicana.
De ser concedida esta solicitud, la corporación afectaría 4.6 kilómetros
cuadrados en el sector La Manaclita, del total de 46 km 2 que tiene la
montaña en su totalidad.
El experto detalló que Falcondo no contribuye con el desarrollo del pueblo
dominicano, sino que se aprovecha de los recursos naturales que existen
en la región.
Según explicó Martínez, este tipo de empresas llegan al país con el
propósito de explotar nuestros recursos. “Cuando llegan aquí, ellos no van
a conservar nada porque su función no es esa, sino recuperar la inversión
que hicieron para explotar unos recursos que no son de ellos.”
Por otro lado, informó que no considera que esta compañía colabore con el
desarrollo del país. “Lo único que traen es su tecnología que utilizan para
extraer de las entrañas de nuestro territorio, y para explotar unas riquezas
naturales que por milenos han estado ahí y que ahora nuestra generación
siente que tiene derecho a explotar”.
El ingeniero Martínez declaró que, en lugar de proteger estos ecosistemas,
el gobierno dominicano le ha otorgado el permiso de explotarlos a

empresas extranjeras para obtener beneficios, sin tener que involucrarse
directamente en el proceso de extracción de los materiales.
“En vez de explotarla directamente, la sede a esas empresas o a otro país
para que sean éstos quienes hagan la explotación y que nos den algo de
lo que saquen de ahí y sin dolerle el daño que le ocasionen al nuestro
país” comentó el ingeniero.
Así mismo, denunció que el pueblo dominicano no ha recibido nunca
explicaciones acerca del monto o migaja de los beneficios que recibe el
Estado Dominicano, así como el uso que se le da a este dinero una vez
que es entregado al gobierno.
El ingeniero detalló que este material, como su nombre lo indica, es una
aleación de hierro y níquel con un contenido de níquel de 15% a 80% que
se utiliza para la fabricación de armas nucleares.
“Vender este material para fabricar armas de guerra resulta sumamente
rentable y nosotros, que somos los dueños de la mina, recibimos
pequeñas cantidades, casi una limosna” informó.
Martínez consideró que la República Dominicana debe mantenerse alejada
de prácticas que involucren conflictos entre los diversos países. “Nosotros
somos un país totalmente pacifico e ignorante de las guerras, y conflictos
bélicos que se dan en el mundo” puntualizó.
El profesional manifestó estar en contra de la explotación de los recursos
naturales del país, a los que se refirió como “el oro verde” del mundo. “La
minería es la actividad humana más agresiva, más depredadora, la
actividad que para poderse realizar hay que acabar con la vida” y por lo
menos deberían estar obligados a mitigar o a remediar los daños al
ecosistema y el mediombiente.
La vegetación de Loma Miranda, de acuerdo con investigaciones
realizadas, cuenta con 207 especies de plantas vasculares de las que 15
son endémicas, 175 nativas, 13 naturalizadas y 4 introducidas, distribuidas
173 géneros y 81 familias de plantas que la convierten en un enclave
biológico de conservación de la biodiversidad en el mundo, con hábitat en
buen estado de conservación para el refugio de los diversos grupos de la
fauna.
“Estamos convirtiendo nuestro país tan hermoso en minas, cuando
nosotros realmente somos un país turístico, con una naturaleza envidiable,
con una biodiversidad que es la envidia del mundo, porque nosotros
somos el tercer país con mayor riqueza bilógica que tiene el planeta tierra”
lamentó Martínez.

El ingeniero cuestionó el futuro que le espera al país si continúan
explotándose los recursos naturales. “La herencia que le vamos a dejar a
nuestros hijos es una hipoteca que no sabremos si podrán pagar.”
Por su parte, la compañía minera Falcondo está en producción desde los
años 70, cuando se iniciaron las operaciones en Loma Peguera, en Bonao,
para este momento, la empresa no realizaba los pagos alegando estar en
banca rota, a lo que el especialista argumentó: “No sé cómo una empresa
se mantiene funcionando cuando tiene un déficit tan grande que no
sabemos cómo se sostiene.”
Sin embargo, de acuerdo al ingeniero Martínez, en el año 1986, cuando el
entonces retomó el poder presidente Joaquín Balaguer amenazó con
expulsar a la compañía del país, militarizó y los obligó a pagar los
impuestos que nunca habían pagado, la empresa comenzó a pagar
impuestos y dejó de utilizar la excusa de declararse en bancarrota.
En la década de los 80, Falcondo inició las explotaciones en Loma Caribe,
también ubicada en Bonao y diez años más tarde en Loma Ortega, en La
Vega.

(Visited 46 times, 4 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario