No es un pacto eléctrico, es un acuerdo de élites, considera Alianza País

Desde Alianza País estamos comprometidos y entendemos la necesidad de impulsar reformas que puedan lograr que se garantice un servicio eléctrico eficiente y de acceso universal para todos, bajo una visión que dé prioridad a las fuentes de energía renovable a la par de lograr mayores niveles de transparencia y  sostenibilidad financiera del sector eléctrico. 

Como partido nos resulta preocupante la firma hoy del Pacto Eléctrico sin la participación del sector social que integra el Consejo Económico Social (CES), como además de la oposición de decenas de otras organizaciones e instituciones que también representan los intereses de la población.  Este “pacto” suscrito hoy no puede llamarse así, sino que debería ser llamado como lo que es “un acuerdo de élites”, pues lo que se han puesto de acuerdos es el empresariado del sector eléctrico y el gobierno.

Para Alianza País es inaceptable que no se le pusiera oído al reclamo de organizaciones e instituciones de la calidad de la UASD, COPADEBA, Ciudad Alternativa, CODEU, Centro Juan XXIII, Alianza Ongs, IDEAC, CIPAF, FENADI y Guaikia Ambiente, respecto a los procedimientos de discusión y acuerdo del Pacto Eléctrico, esto solo construye un camino que le resta legitimidad a un documento que está llamando a convertirse en la piedra angular del proceso de reformas tan necesarias y esperadas por el país para el sector eléctrico.

Para Alianza País resulta cuestionable de igual forma que la Presidencia del Consejo Económico y Social no haya respetado su propia institucionalidad, al haber hecho caso omiso a lo establecido por el art. 9 de la Ley 142-15 que establece, en su párrafo V “que el dictamen calificado contendrá las decisiones aprobadas por la mitad más uno de los miembros presentes en el Pleno, así como las opiniones motivadas y los consensos y los disensos”, situación que no se ha hecho constar en la firma del mal llamado pacto, lo que en consecuencia vulnera el mandato legal establecido por la Ley No. 1-12, de Estrategia Nacional de Desarrollo, que en sus arts. 33 y 35 remite la firma del Pacto Eléctrico al Pleno del Consejo Económico y Social.

Este proceder deja un mal precedente para la construcción del diálogo y consenso que necesitan los pactos, como el fiscal, que deben ser discutido por el país en lo inmediato, no solo debemos buscar los pactos posibles como dijera el presidente Luis Abinader, sino los mejores para la nación. 

Equipo de Comunicación AlPaís

25 de febrero 2021

(Visited 9 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario