La Lucha Por la Libertad

La lucha por la libertad no termina nunca, porque nunca es dada sino conquistada por un proceso de liber-ación sin fin.

Hoy necesitamos también una doble liberación: de la globalización económica financiera, que explota la naturaleza y los países periféricos en todo el mundo, y está dominada por grupo de grandes compañías empresariales, más fuertes que la mayoría de los estados. Y una liberación para la gobernanza mundial de esta globalización que se enfrentan a problemas de escasez de alimento, El hambre de millones y millones de personas. O hay un cambio verdadero en el sistema capitalista neoliberal o se corre el riesgo de una bifurcación de la humanidad entre los que comen y los que no comen que padecen grandes necesidades.

La libertad es más que una facultad del ser humano, la de poder elegir o libre albedrió. La libertad pertenece a la esencia del ser humano. Un esclavo, incluso sin ser capaz de elegir, no deja de ser libre. Puede resistir, negar e incluso rebelarse y aceptar que le maten. Esa libertad nadie se la puede quitar.

Todos nacemos dentro de un conjunto de determinaciones: etnia, clase social, en un mundo ya construido y siempre por construir.

La libertad se ve agravada por una agobiante pobreza, debida en gran parte a la concentración de la riqueza nacional en manos de una elite. La división entre riqueza y pobreza es más aguda que nunca.

Pero como podemos hablar de democracia si las personas no gozan de libertad dentro de la misma del sistema, si los derechos del pueblo no están garantizados, debemos instituir un verdadero cambio sin demoras.

El grito por la libertad en estos pueblos de américa es más fuerte que nunca y estamos y continuaremos luchando por la libertad económica que demandan estos pueblos esclavos para una paz, estabilidad y prosperidad duradera en la región.

A través de un proceso de la mal llamada democracia tenemos un nuevo gobernante que ha asumido el poder continuando con la herencia de los mismos males de los gobiernos pasado lamentablemente todos sigue igual cometiendo los mismos abusos contra los derechos de un pueblo, reprimido y con hambre. O cambiamos esto o vamos a un abismo de violencia donde el orden y la tranquilidad van a parecer y el imperio del caos se adueñará de todo el territorio nacional, necesitamos liberarnos de este sistema que amenaza los destinos de la humanidad, estos son pueblos herido de muerte, por un sistema cruel inhumano que “actúa sin piedad”. Por ello se hace necesario desde cualquier trinchera o espacio, generar conciencia y luchar contra la falsa democracia que está azotando al mundo, la humanidad está viviendo momento histórico, víctima de violencia y vandalismo, mientras que el pueblo no reacciona está en completa calma y no lucha por su libertad permanece indeciso postrado en un ámeme crónico.  

(Visited 1.143 times, 3 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario