DESPOJO

Despojo es un poema de protesta, en contra de la «Minera Barrick Gold», establecida en nuestro país, en Pueblo Viejo, Cotuí; qué está saqueando nuestro oro y aniquilando una población producto de la contaminación por el uso del cianuro y el sulfuro de oro, que están destruyendo los ríos, la vegetación, la tierra y todos los seres vivientes una presa de cola en Monte Plata, aniquilará todo lo que tenga vida, pero nada de eso importa, lo que importa son los recursos en dólares: los catorce ríos que serán contaminados no cuentan para estos verdugos, sembradores de horror, muerte y desolación contra esto pueblo sin esperanza. Para las atrocidades, que comete esa empresa asesina, va este poema de mi autoría.

» Despojo «

Minera extranjera ¿Por qué matas mi tierra?

¿Por qué siembras veneno en el corazón de mi montaña?

¡Sería una quimera soñar perdonarle la vida!

A montañas convertidas en cadáveres!

¡Solamente un Cristo podría levantarla

De los abismos de la muerte!

¡Las montañas sacrificadas son pedazos

De mi tierra asesinada!

Minera verduga que aniquila la tierra,

Ladrón que roba la riqueza escondida

Que guarda la tierra en su vientre.

Despojos mortales pulverizados,

Desechos de tierra convertidas en armas contaminadas

De cianuro y sulfuro de muerte.

Planta de exterminio que exhala la bocanada toxicas

de veneno y horror

sobre heridos pueblos moribundos.

Las hortensias, las adelfas, los lirios

Murieron en Bonao,

El poeta no puede escribir versos,

El jardín de su inspiración está muerto.

se ha aposentado sobre nuestras montañas,

como una sombra siniestra de muerte,

Aguijoneándola con ponzoñas venenosa de cianuro.

Ríos que mueren, vegetación aniquilada,

Humanos, todo es desolación, horror,

La tierra que tenía vida hoy no es nada, está muerta.

Desapareció el Barrancolí, los peces,

El canto de las aves, el susurro del viento.

El verde de los árboles se ha convertido

En hojas muertas,

Los ríos en senderos polvorientos,

Ya no brotan los manantiales.

Todo ha desaparecido, desaparecieron las cascadas,

Todo es desolación no hay ríos,

Asesinaron a Cañabón.

No hay Peñaló, Loma Caribe, ni loma La Minita.

Sólo hay devastación sobre esta tierra herida de muerte

Por la ponzoña de la minera criminal extranjera.

Ya que el pueblo no ha podido defenderla como se debe,

Algún día la naturaleza tendrá el valor de ajusticiarle

Y condenarle con creces,

Lo que han hecho con mi tierra.

(Visited 1.640 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario