**SE VAN**

En el campo político no basta con alcanzar el poder, si lo que asumen el mismo son Apóstata, son personas que reniegan lo que prometen, no se puede creer en ellos, es decir que manipulan los que ellos desean, pues ese es un mecanismo eminentemente político, porque en campaña electorales existe una marcada tendencia investigar las debilidades y flaquezas del candidato a vencer exhibirla y desacreditarlos públicamente, acusándolo con hechos como la corrupción, el nepotismo, el robo, el saqueo, etc., pues estos mecanismos políticos fue el que usó el nefato Apóstata Luis Abinader, para llegar al poder, cabe señalar que estamos frente a un gobierno mentirosos, fabulador y demagogos que no se le puede tener ni un alito de confianza, ni mucho menos creer nada de lo que este dice porque todo es un saco de mentiras, pues el mal llamado cambio es un gobierno de millonarios que no le importa la situación de miserias que vive el pueblo, estos energúmenos los que le interesa es ganar dinero, mucho dinero, dinero hasta la inconsciencia.

¡Qué pena!, que con tan solo cincuenta días en el poder ya **se van**, porque empezaron muy mal, lo primero que han hecho es amenazar la nación con una oleadas de impuestos criminal que el pueblo no aceptará jamás, un impuesto más, este energúmeno del palacio quieres resolver los problemas económicos del país endeudando la nación, tomando prestamos, hipotecando el país a la Barrick Gold.

Este gobierno paniaguado del cambio, está nombrando a familias enteras en cargos, para pagar compromisos entre los grupos que ayudaron en la campaña.

Si no nos mata el coronavirus, seguro que nos matará la pandemia de este gobierno del cambio.

Sin lugar a dudas que nuestro pueblo ha tenido la desgracia de caer en manos de una claque de sicofantes, recalcitrantes, de ambiciosos, sin escrúpulos, en uno de los momentos más negros de nuestra historia, porque el gobierno que nos rige carece de planes económicos definidos y porque el país, bajo su dirección inexperta, avanza hacia el futuro como un barco sin brújula. Nos faltan en verdad las razones para desconfiar del futuro y para creer que somos un barco a la deriva, perdido en un mar proceloso sin puerto de salvación y sin brisas auspiciosas.   

El mal llamado gobierno del cambio, no tiene un rumbo claro de cómo resolver los problemas económicos del país pues no sabe que va hacer y cómo, la situación de la nación es muy grave y los funcionarios son una partidas de ineptos que no saben lo que están haciendo, ni para donde van, mientras que el terror que tiene el pueblo actúa como un agente disolvente, paralizantes sobre la voluntad del país, que se ha apoderado de los dominicanos ante las inciertas situación donde estos inquisidores del cambio, predicadores de falencia, están llevando la nación a los abismos del caos y a la incertidumbre, una oligarquía rancia de potentados millonarios, ,plagas que asalto el poder, viven empollando huevos catastróficos en contra de un pueblo, que ha perdido sus esperanza y su destino.

Pero la inmensa mayoría de los que apreciamos la importancia que tiene la hora presente en la historia nacional, no nos vamos a cruzar de brazos a esperar  que en el país vuelva a imperar la tranquilidad y la cordura, ni mucho menos los resultados de una lucha de la cual depende el destino de todas la nación.

Es, pues, este gobierno del mal llamado cambio que está repartiendo la patria a los hijos de los millonarios y al poder empresarial, cual banquete de Fedón, sin lugar a dudas que estamos frente a una entelequia, no a la de un presidente, el que llevará la nación a un caos de consecuencias impredecibles, de que **se van** se van.    

(Visited 1.422 times, 3 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario