Danilo Medina y su temor de asistir a la juramentación de Abinader

Por Eli Heiliger

SANTO DOMINGO. Ha sorprendido a todo el país el anuncio de que el presidente Danilo Medina no participará en el acto de juramentación de Luis Abinader y Raquel Peña, como presidente y vicepresidente de la República este domingo 16 de agosto.

El mandatario acudirá a la sede del Congreso Nacional a entregar la banda presidencial, pero no participará de los demás actos protocolares. También estará ausente la actual vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández.

Es la primera vez que un presidente, después del ajusticiamiento del tirano Rafael Leónidas Trujillo, se abstiene de asistir a este acto que forma parte de la simbología de la democracia dominicana.

Protocolarmente no se ve elegante la ausencia del mandatario, alegando que lo hace para respetar el distanciamiento físico establecido por las autoridades  a fin de frenar de la expansión del COVID-19, pero la gente estima que otra es la causa e inclusomuchos alegan hasa cobardía.

¿A qué le teme el mandatario ? Se sabe que el presidente electo, que ganó las elecciones con el 52.52% de los votos, no se caracteriza por tener un verbo apabullante frente a sus adversarios, sino todo lo contrario.

Empero, la versión más socorrida es el presidente Danilo Medina teme que se le diga que su administración fue una de las corruptas de los últimos años. Abinader hizo una campaña electoral prometiendo que no auspiciará un “borrón y cuenta nueva”.

Joaquín Balaguer, Salvador Jorge Blanco, Jacobo Majluta, Leonel Fernández, Hipólito Mejía, en su momento cuando le correspondió entregar el poder asistieron a la Asamblea Nacional.

Se recuerda que, en el 16 de agosto del 1978, Antonio Guzmán Fernández, asumió las riendas del Estado,  su discurso de juramentación, escrito por Héctor Inchaustegui Cabral, fue muy crítico del gobierno de los doce años de Joaquín Balaguer, quien escuchó sin ruborizarse las mismas.

En cada cambio de mando los nuevos mandatarios han emitidos críticas hacia sus antecesores, pero a pesar de ello al final de la ceremonia los criticados han felicitado al nuevo mandatario.

Aparentemente Danilo Medina no quiere escuchar de los labios de Abinader críticas a los ocho años de su gestión, sobre todo la corrupción que se habrían cometidos en los mismos y tampoco quiete verse con Mike Pompeo, el hombre que desarmó los intentos de la reelección.

(Visited 34 times, 2 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario