De nuestra resistencia al peledeísmo

Por Dr. Víctor Garrido Peralta

Cuantiosas críticas hemos recibido de familiares, amigos, pacientes y contrarios a nuestro añejo enfrentamiento a la política depredadora que el Partido de la Liberación Dominicana ha ejercido desde mucho antes de haber sido llevado al Palacio Nacional. Pocos fuimos los que disfrutamos el privilegio de advertir la esencia de las personas que lo conformaban, en nuestro caso pudimos realizar este anticipado diagnóstico durante nuestra formación médica en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

En la UASD vivimos cómo se nutrían de los impuestos ciudadanos y de su partido, con el pago exonerado de sus matrículas, percibiendo dinero de algún departamento aunque no desempeñaran ninguna función. Eran becados en el comedor económico, si pertenecían al Consejo Universitario también cobraban, se caracterizaban por el largo tiempo que les tomaba graduarse; en definitiva, fueron estudiantes y profesores con muchos privilegios.

Sustentaban su celo de ganar prosélitos en mentiras, coerción, patrañas y asegurándose fidelidades a cambio de favores y servicios irregulares, para luego de ser electos no emprender el bien colectivo; como sanguijuelas succionaban todo lo que podían en su favor y el de los suyos. Su depredador uso del «liderazgo» nos movió a fundar en la UASD un grupo no partidista, UNIDAD ESTUDIANTIL (UE), con el cual logramos derrotarlos más allá de terminados nuestros estudios. Sufrimos la feroz envestida de su hábito de emplear falsedades en daño ajeno cuando nos tildaron de ser financiados por la embajada norteamericana, agentes de la CIA, puertorriqueños, homosexuales, drogadictos, balagueristas y miembros de la burguesía que pretendía tomar la universidad. Ese fue y es su ruin estilo de proselitismo, jamás el debate de las ideas y programa, pero sí crear dudas en los incautos que se han dejado y se dejan confundir por esa casta mafiosa.

La angustia, dolor y pérdida de vidas valerosas a causa del saqueo realizado por el peledeísmo al capital que a TODOS los dominicanos pertenece ha sido desgarrador: los fallecidos en hospitales por carencia de insumos, los difuntos en atracos, el segundo lugar que ocupamos en el planeta por muertos en accidente de tráfico, la ausencia de servicios que debemos autofinanciarnos a pesar de pagar facturas de alto costo, aún sin recibirlos, la escasez de viviendas de bajo precio, el pírrico desarrollo humano e infraestructural, entre otras deficiencias que los desgobiernos peledeístas justifican argumentando la insuficiencia de dinero; esto a sabiendas de que no es que nos faltan riquezas, sino que sobran bandidos en el seno de su corporación partidaria.

Como ejemplo de sus prematuras malas artes está el hecho ocurrido durante la rectoría del Lic. Franklin Almeida. A un ministro del gobierno saliente se le abrió expediente y fue presentado ante el Consejo Universitario acusado de manejar fondos en su favor, mientras asistía al arquitecto Cayetano Prado, en la Vice-rectoría administrativa.

Pensamos que alcanzado el primario objetivo, sacarlos del poder, estamos comprometidos con la aglutinación de voluntades, en pensamiento y acción, a fin de que se haga JUSTICIA a las valerosas vidas perdidas durante los 16 años de desgobierno, justicia a la sangre derramada, justicia a las familias en luto, justicia para los mutilados, justicia a los sin techo, justicia a los encarcelados sin argumento. Juntos podemos devolver los fondos saqueados al Estado Dominicano, propiciar que los cleptómanos terminen en prisión e influir en su inhabilitación  perpetua para ocupar una función pública. Es ahora el momento, es hoy el día de hacerlo y lograrlo, no lo desperdiciemos. 

Dios bendiga la República Dominicana

Sin prisa pero sin pausa…¡Llegaremos!

(Visited 14 times, 2 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario