Carta al presidente Donald Trump

Santo Domingo, Republica Dominicana.
15 de Enero 2020

Presidente Donald Trump
The White House, Washington, DC
Señor Presidente:
Me dirijo a usted con la expresa finalidad de plantearle una nueva estrategia de política de Comercio Exterior que
sería un pacto de desarrollo hemisférico beneficioso para todos.
La guerra comercial entre EEUU y China ha creado una oportunidad única para RD. Me permito plantearle lo
siguiente: ¨Señor Presidente, necesitamos cambiar el rumbo si queremos que Latinoamérica y el Caribe prosperen¨.
En los últimos años hemos declarado la guerra a las drogas, la pobreza, el crimen, la delincuencia y la corrupción.
Nada ha cambiado. Actualmente el continente americano produce y consume más drogas que nunca, sus índices de
pobreza aumentan a diario y padece la misma corrupción. No podemos seguir haciendo lo mismo y creer que dará
resultados cuando sabemos que no es así. Intentemos hacer algo diferente. Los países al sur de Rio Grande
podrían ser conocidos por muchos males, pero también somos países con gente joven, creativa, talentosa y más
aún llenas de esperanzas. Usted sabe que EEUU fue construido a partir de la esperanza. En Latinoamérica y el
Caribe todavía queremos tener esperanzas, señor presidente. Hemos sido sus aliados en la lucha contra las drogas
y hemos apoyado a Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo y casi en todo. Ahora esperamos que ustedes
también sean nuestros aliados.
Quiero proponerle una idea, unámonos y firmemos un nuevo tratado de libre comercio entre nuestros países, sin
excepciones para sectores como la agricultura, los textiles y los productos manufacturados. Estados Unidos se ha
transformado en una economía de servicios. Los antiguos estados textiles como Carolina del Sur, presentan altos
niveles de producción en otros sectores. Su país puede firmar un tratado comercial con nosotros y a la vez obtener
beneficios. Eso nos dará esperanzas y nos hará creer de nuevo en los Estados Unidos.
Es muy probable, que si ustedes NO firman un tratado con nosotros, su economía se verá inundada por más y más
productos chinos. Es una decisión que ustedes deberían tomar si es que desean que sus amigos vecinos
latinoamericanos y del Caribe sean quienes produzcan los dispositivos médicos, zapatos, la ropa, las camisas,
pantalones, televisores y demás electrodomésticos que usan en sus hogares. Decidir si nos van a elegir a nosotros
para producir el arroz, habichuelas, vegetales, frutas y demás alimentos que ustedes consumen. Si se deciden por
nosotros, necesitamos un trato más justo, renovado y ambicioso en el marco del respeto mutuo.
Más que un tratado de libre comercio sería un pacto de desarrollo hemisférico. Una zona de comercio libre en
ambas direcciones donde los productos agrícolas, textiles y manufacturados crucen nuestras fronteras sin
impuestos, aranceles ni restricciones. El intercambio comercial es la única puerta posible para el crecimiento
económico y la paz social en nuestro hemisferio. Atentamente
Ruddy Perez

(Visited 23 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario