LOS QUEREMOS PRESOS

Ganaron los malos históricos del país; los dueños del sistema político y perdió el pueblo, como siempre en esos procesos electorales, porque las elecciones son un instrumento fascista de sometimiento a nuestros pueblos que son víctima de un sistema de explotación donde la masa desposeídas no cuentan, por ende, esos que ganaron son los mismos de siempre, lo que mantuvieron en el poder a su amado y querido Jefe Rafael Leónidas Trujillo Molina, al que luego mataron en la sombrea de la noche, en una emboscada en el malecón, estos son los que nos torturaban  porque nos oponíamos al sistema político, los que asesinaron a los patriotas de la expediciones de Cayo  Confites, Estero Hondo, Maimón y Constanza; y asesinaron alevosamente de manera descarnada a las hermanas Mirabal, a Manolo Tavares Justo, al coronel de la Gloria Francisco Alberto Caamaño Deñó, lo que depusieron del Poder al profesor Juan Bosch, para poner a un representante de esos grupos empresariales como Donald Reid  Cabral el que luego fue también depuesto de su cargo de presidente, por un sector militar que querían establecer un cambio político del sistema imperante este ;movimiento ideológico militar fue ahogado en sangre, por la fuerza fascista de esos grupos mafiosos tramposos empresariales que son los simientes político del sistema, de una oligarquía  empresarial recalcitrante del país los que han ganado el proceso electoral del 5 de julio, como es el empresario Luis Abinader, legitimo representante de esos grupos históricos, que después de la contienda de abril de 1965 impusieron en el poder al troglodita  fascista Joaquín Balaguer, para que mantuviera el sistema capitalista vigente y evitara  un cambio del sistema político neoliberal capitalista de explotación establecido imperante en el país con el que mantienen sometido a este pueblo. Por ende, estos grupos empresariales fueron los que pidieron la intervención militar armadas norteamericana a nuestro país en abril de 1965 para liquidar el triunfo de la revolución que iban a establecer el verdadero cambio que el país demanda. Por otro lado el eslogan de Luis Abinader Príncipe de Capeto, era el cambio va, pero ese cambio era nada menos, para sacar del poder al PLD, no era para un cambio estructural, porque lo que el país necesita, tiene que ser una revolución para lograr esos cambios,   en el sentido de que debe ser rápido, no a través de un eslogan para obtener un triunfo electoral, en cambio este pueblo viene luchando tenazmente por esta transformaciones de cambios en el campo de la reformas sociales, desde los tiempos que se fundó la nación.  

Si no se modifican esa política sociales, no podrá ser posibles, un cambio, si esta es usada como oferta de doctrina política filosófica, carecería de significación si se limitara a formular, como es costumbre ya generalizada de nuestros políticos de hacer promesas baldías y su oferta de cambio no son más que pura demagogia política para engañar a nuestra masa desposeídas.

Un cambio de figura no es cambio eso es un chantaje, una falsa, pues los cambios verdaderos no se logran con procesos electorales, es siempre por medio violentos, para que los mismos sean los cambios que le van a dar al pueblo mejor forma de vida a los pobres porque ellos son los menos favorecidos por la fortuna, solo una ‘’Revolución puede hacer esos cambios a la estructura fundamental de un sistema cualquiera’’. En este pueblo donde la población es predominantemente de campesinos, muy pobres, una revolución tiene que recaer principalmente sobre la modificación de la estructura básica que radica en la tenencia de la tierra y la aterradora miseria en la que viven la clase obreras marginadas del país.

Ahora bien: ¿Va el Gobierno electo de Luis Abinader, hacer esos cambios revolucionarios por lo que este pueblo voto? Lo dudo, imposible, porque él es parte del sistema de explotación, por lo tanto, no lo va hacer, pues es un empresario y forma parte de esa estructura. De un sistema que se ha eternizado en el poder se atrincheran en el vacío de un pueblo sin conciencias, sumido en la más aberrante pobreza y atraso, engañado con oferta de campaña como votar por el cambio.

Aquí hay muchos con mente o tusa, que  dicen gano el país, pues no, gano el país, gano el sistema neoliberal burgués empresarial capitalista, pero lo que sufren y padecen por una política criminal exterminadora de explotación, no ganaran, impuestas por esos sectores enquistado en el poder por los siglos de los siglos amén. El presidente electo Luis Abinader Príncipe de Capeto, en su eslogan de campaña decía que los gobiernos corruptos desde Danilo Medina Sánchez  y Leonel Fernández, es presos que van, porque él lo prometió en su campaña. En cambio nunca se ha visto que la guillotina le corte la cabeza al verdugo, pues de ahí saldrá la candela redentora. De donde saldrá el fuego del desastre es de la hoguera que mantienen encendidas en la conciencia de un pueblo  defraudado, por las mentiras ofertadas  en todas las campañas, que nunca cumplen, incendiaran el país ante que el presidente electo cumpla  los cien días, el pueblo le va a pedir que se cumplan la oferta prometidas en la campaña como ‘’es presos que van, y el cambio va, y él no va a nadar en contra de la corriente del sistema los presos novan, el cambio no va.  

(Visited 3.862 times, 5 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario