Cambios indetenibles

Los cambios sociales se dan de golpe, una revolución, una pandemia, un tropezón en el camino. Se pueden dar variaciones en el comportamiento humano, sin que haya alteraciones  en los medios de producción y su influencia en la vida diaria.

Con la pandemia actual estamos entrando en cambios profundos a la sociedad dominicana. Nada volverá a ser igual. La visión sobre la subsistencia tendrá que ser actualizada. La clase media de golpe se convierte en proletaria, chiripera, desempleada, y a los viejos los sacan definitivamente de la red ocupacional.

Hoy es difícil que una empresa ofrezca empleo a una persona en edad superior a los 40 años, pero al otro extremo, no toma en cuenta al joven sin experiencia. Con un millón de cesanteados este cambio va a repercutir en toda la sociedad.

No habrá variaciones en los estamentos de producción, no se dará una genuina distribución de las riquezas, algunos  ricos se harán más ricos, pero decenas de empresas se desmoronaran para nunca levantarse más.

Los llamados capitales tradicionales han salido beneficiados en esta crisis. Están ya sólidos  en el área de los servicios, de los supermercados, las estaciones de gasolina, o sea renglones que han multiplicado sus intereses en una etapa donde muchos solo piensan en la comida.

Lo económico lo determina todo en las relaciones entre los seres humanos. Si tomamos en cuenta que la maltrecha clase media y media baja, han sido golpeadas de muerte, es pensar que la correlación de fuerzas seguirá en mano de los más atrevidos.

Con la pandemia en marcha y sin control, es difícil determinar cuándo se parara esta situación  tan difícil y mortal, pero de lo que no queda dudas es que se fraguan experiencias que dejaran heridas abiertas  a un muy largo plazo.

Un cambio que se dará en lo inmediato es el referente a la prensa. Los periódicos de papel corren peligro de muerte. Siguen siendo el medio informativo  de mayor credibilidad, pero la inmediatez de los diarios digitales les va abriendo una brecha peligrosa.

El sistema de enseñanza con aulas sobrepobladas de alumnos, va a dar paso a las clases a través del internet y a la distancia. Las compras  por plataforma digitales seguirán ampliándose, y el desempleo aumentando.

Mientras más fuerza toma la tecnología, en el desarrollo de la industria, el comercio y el turismo, mayor cantidad de asalariados  perderán su empleo en el país. Si miles y miles de personas carecen de trabajo, se va camino de una crisis económica que todos parecerán. ¡Ay!, se me acabo la tinta .

(Visited 14 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario