Fulgencio Espinal, revolucionario, historiador, amante de las tertulias, publicó gran parte de sus trabajos históricos en Primicias, uasdiano, amigo leal de Peña Gómez y Salvador Jorge Blanco

Del País
Typography

El licenciado Fulgencio Espinal, revolucionario, intelectual, historiador, defensor de las causas democráticas, ex legislador y funcionario público, amante de las tertulias y amigo leal a los doctores Salvador Jorge Blanco y José Francisco Peña Gómez,  falleció esta semana en un accidente automovilístico.
La muerte de Fulgencio Espinal enlutece el sistema político de la nación.


Su fallecimiento sorprendió la nación.
El periodista Sanchito Sánchez me llamó para preguntarme si conocía oficialmente la muerte de Fulgencio, confirmada posteriormente por un integrante de su familia.

Si algo hizo permanentemente el  meritorio hijo de Loma de Cabrera fue activar cada segundo sus ideas democráticas y promover el nacionalismo revolucionario, temas que lo mantuvieron al lado de su líder, José Francisco Peña Gómez.
Casi a diario Fulgencio visitaba las oficinas de Primicias para compartir sus trabajos históricos y opiniones,  se  interesaba en la salud del diagramador Vicente Guillen,  escribía sobre la llegada al país en 1961 del Partido Revolucionario Dominicano ( PRD), los aportes del perrredeismo a la democratización de la nación, hacia galas sobre el liderazgo perredeista pueblo por pueblo, resaltaba  sus nexos con Peña Gómez, el papel de la Línea Noroeste en la lucha anti trujillista, el ejercicio periodístico de Julio César Martínez,  el papel del doctor Salvador Jorge Blanco a favor de la democracia, su vida como dirigente estudiantil en  la Universidad Autónoma de Santo Domingo ( UASD),  los ametrallamientos a la UASD, el Papel de los Mainardi Reyna, Antonio Guzmán  Fernández, la persecución de que la fue víctima en los diferentes gobiernos de Balaguer, las visitas de Antonio de la Maza a Loma de Cabrera, las ideas revolucionarias de los  linieros Manuel Aurelio Tavarez Justo, Tito Cabrera, Miled Hadad, Evelio Martínez, Pango Muñoz, Sergio Peña, como  de la Batalla de La Barranquita en  territorio esperanceño,  la historia de Desiderio Arias y una novia que éste habría tenido en Esperanza.
Fulgencio, fino investigador de  los temas históricos, puso mucha atención a los temas productivos de la Línea Noroeste, al Manifiesto de Montecristi con la presencia de Máximo Gómez y José Martí a finales del Siglo X1X; al papel de los linieros en la Revolución de Abril de 1965, a la muerte de Sagrario Ercira Díaz Santiago en la UASD en abril de 1972;  a las ideas revolucionarias de esperanceños como el ingeniero Danilo Santiago López, Blas Madera, Tito Cabrera y otros; al comportamiento militar  represivo tras los comicios de 1978 cuando perdió electoralmente el doctor Joaquín Balaguer, derrotado por el inolvidable presidente Antonio Guzmán Fernández; a los crímenes de la dictadura de Trujillo, como al poder que exhibió en la Línea Noroeste en su tiempo el general Carlos Jáquez Olivero, considerado el militar con mayor poder en los gobiernos de Balaguer.
Fulgencio puso mucha atención siempre a la represión balaguerista contra el cantautor Ramón Leonardo, a la muerte del dirigente izquierdista Henry Segarra,  compañero inseparable de Gladys Gutierrez.Segarra estuvo preso en Dajabón y  siempre se denunció fue asesinado por agentes represivos del gobierno balaguerista en Dajabón.
Para Fulgencio siempre un tema de gran interés el asesinato del general Desiderio Arias, a principios de la dictadura de Trujillo; El Poder y Accionar del fulgen2General Ludovino Fernández, como el surgimiento del merengue típico en los pueblos linieros.
Fulgencio no solo fue el amigo inseparable de José Francisco Peña Gómez, Salvador Jorge Blanco, Hatuey De Camps,  Antonio Guzmán, Secundino Gil Morales, Winston Arnaud, Miguel Vargas Maldonado, Peggy Cabral viuda Peña Gómez, Rafael Flores Estrella y otras figuras del perredeismo, sino también del liderazgo revolucionario en la Universidad Autónoma de Santo Domingo ( UASD), Julio Cesar Martínez, Juan Manuel García, Luis Ruiz Pou, Augusto Duarte Camilo, el matero Derkis Martínez, el médico José Martínez, Daladier Burgos, Luis Manuel Pérez Olivo, Patricia Bordas,  Radhamés Gómez Pepín,  doctora Sonia Vargas, Lipe Collado, Tomas Castro Monegro, Jaime Paulino, Nexy Tineo, Melba Pichardo, como de Primicias y todo su personal, al que siempre dio calor en vida, con  excepción de los últimos tres o cuatro años que no escribía en este medio de comunicación.
fulgen3Espinal, ex legislador, ministro de la Presidencia y administrador de la Lotería Nacional, asistía a las tertulias de Primicias, las cuales les agradaban por el carácter democrático en el debate profundo de los temas.
Fulgencio era uno de los primeros en llegar a la tertulia que durante décadas celebraban en su residencia el doctor Salvador Jorge Blanco y doña Asela Mera de Jorge, con  la presencia de don Isidro Santana, Víctor Villegas, Luis Ruiz Pou, Rafael Ángeles Suárez, Lipe Collado, Darío de Jesús, doctora Sonia Vargas, doctor Rafael Ciprián, doctor Amiro Pérez Mera, Juan Díaz, el director de Primicias  y otros invitados muy especiales que abordaban temas científicos y otros de interés histórico, social, cultural, deportivos, universitarios salud y económicos.
En un par de ocasiones participaron en esas tertulias el ex presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez, el médico Rafael Lantigua y Fernando Álvarez Bogaert.
fulgen4Fulgencio nunca se perdía las tertulias en Deli Pepe, en la Avenida Abraham Lincoln, en esta capital, que reunía a Rafael Flores Estrella, doctores Secundino Palacio, Tomas Castro Monegro, Jaime Paulino con su piano, al médico Héctor Valdez, periodistas, Derkis Martínez y otros valiosos amigos. Esa tertulia fue posteriormente trasladada a Deli Pepe, frente al Supermercado Amigo en la Avenida Gustavo Mejía Ricart casi Ortega y Gasset.
Espinal fue un amante de la canción protesta contra los excesos de poder en los gobiernos balagueristas.
En los diez años de administración balaguerista, posterior a la gestión encabezada por el ex presidente Salvador Jorge Blanco, Espinal fue perseguido y abandonó el país radicándose en Panamá y posteriormente en Costa Rica, retornando años después. La justicia lo descargó de acusaciones que le hizo el gobierno de Balaguer.  
Fulgencio era el director de Historia del Partido Revolucionario Dominicano, organización política en la que se quedó tras la fundación del Partido Revolucionario Moderno (PRM).
Fulgencio fue el gran admirador del papel jugado a favor de las libertades públicas de la Rondalla y otros grupos musicales de la Universidad Autónoma de Santo Domingo ( UASD), donde llegó a ocupar cargos dirigenciales en  el grupo estudiantil perredeísta y en la Federación de Estudiantes Dominicanos ( FED.).
En vida fue el gran admirador del contenido caliente y contundente de las ediciones de Primicias, como de  la titulación utilizada por este medio de comunicación.
En una ocasión le comunicó al presidente-director de Primicias, autor de este trabajo periodístico-histórico, que Radhamés Gómez Pepín, el inolvidable ex director de los periódicos El Sol y El Nacional,  le había comentado sobre el estilo de titulación de los trabajos periodísticos de Primicias.
Fulgencio fue el admirador de Siete Días con el Pueblo,  le dijo a Primicias que en la Línea Noroeste tocaba Son de la Línea y que Loma de Cabrera era un pueblo de revolucionarios.
fulgen5Fulgencio fue el gran amigo de la familia de Fernando Villalona,  de los Fulcar y otros hijos de Loma de Cabrera.
A Fulgencio le gustaban los merengues de Ñico Lora, Trío Reynoso, Tatico Henríquez y otros merengueros típicos que ponían en alto la música típica liniera.
A Fulgencio le encantaban los  mangos Bullita, de Monción,  en la Sierra.
Fulgencio promovió la construcción del Monumento a los Héroes de Capotillo, en la administración de Salvador Jorge Blanco.
Fulgencio estudió de manera profunda el tema de la Restauración de la República 1863-1865 y la valentía de los sabaneteros, dajaboneros, montecristeños, maeños, esperanceños, los revolucionarios de Guayubín, Cruce de Guayacanes y todos los linieros.
Fulgencio estudio la vida de los generales Santiago Rodríguez, José Ramon Luciano, Pedro Pimentel, Gaspar Polanco y todos los participantes en la lucha restauradora.
Fulgencio siguió el papel histórico de los batallones linieros a favor de la Independencia Nacional, el rol de Máximo Cabral, Toñico Lozano y los combatientes noroestanos contra la invasión norteamericana en 1916,  como los diferentes comandos con la participación de hijos de la Línea Noroeste en la revolución de abril de 1965.
Fulgencio investigó profundamente sobre la visita del padre de la Patria Juan Pablo Duarte a Montecristi, el  25 de marzo de 1864, para respaldar la lucha restauradora.
Fulgencio investigó la presencia de la empresa Grenada Company en Manzanillo,  los aportes de peloteros linieros a las Grandes Ligas y al beisbol profesional dominicano, comenzando con Juan Marichal, Osvaldo Virgil, Franklin Taveras y decenas de peloteros más.
Fulgencio nunca abandono a la provincia de Dajabón ni a los pueblos de la Línea Noroeste. Fue una voz defensora de los intereses de los pueblos noroestanos.
La economía liniera fue  siempre de interés de Espinal.
Lo mismo que los merengues tradicionales de Luis Alberti, Antonio Morel, Orquesta San José, Los Hermanos Pérez, los conjuntos musicales de la Línea Noroeste y otras zonas del país.
Fulgencio fue muy familiar, nunca se despegó de sus hijos y quienes le acompañaron en vida.
Espinal siguió paso a paso los aportes de los coroneles Fernández Domínguez, Caamaño Deñó, Montes Arache, otros que entregaron su vida al restablecimiento democrático del país, posterior al derrocamiento del presidente Juan Bosch el  25 de septiembre de 1963.
Fulgencio se interesó en la vida policial del general José de Jesús Morillo López, del militar Elías Wessin y Wessin, como del generalato político trujillista y balaguerista. La despolitización de las  Fuerzas Armadas en la administración del presidente Antonio Guzmán fue otro de sus temas preferidos.
La socialdemocracia, luchas campesinas, Playa Caracoles y la Guerrilla de Caamaño, la persecución de Peña Gómez y Bosch en 1973, la división del PRD en 1973, Ley de Amnistía en 1978, presos políticos, deportados, perseguidos, la muerte de los periodistas  Gregorio García Castro, Orlando Martínez, Marcelino Vega, Juan Andújar, desaparición de Narciso González, la represión en la Cárcel de La Victoria,  la intervención militar de Estados Unidos en 1965,  la prohibición balaguerista a que Peña Gómez hablara por Tribuna Democrática, a través de Radio Comercial, cierres y atentados contra Radio Comercial, expulsión de estudiantes en la Universidad Católica Madre y Maestra ( UCMM), atentado al general Antonio Imbert Barreras, la vida de Bienvenida Ricardo, esposa del dictador Trujillo Molina, el papel de Anselmo Álvarez en la dictadura de Trujillo,  asesinatos de la dictadura trujillista en San José de Las Matas, atentado criminal  a Pablo Rafael Casimiro Castro,  Tribuna Democrática y el Éxito del PRD, campañas de descredito contra el doctor José Francisco Peña Gómez, tramas contra Peña Gómez, apresamiento de Peña Gómez en  1965,  La Enfermedad de Peña Gómez, Loma de El Flaco y el Nacimiento y Desarrollo de Peña Gómez,   estuvieron en la agenda de investigación periodística de Fulgencio Espinal, egresado de la Escuela de Comunicación Social de la UASD.
Además, la incidencia del Grupo Fragua, Frente Universitario Socialista Democrático ( FUSD), Bloque Revolucionario Universitario Cristiano ( (FUSD) y  otras organizaciones estudiantiles en la UASD, la desaparición del doctor Guido Gil Díaz en  La Romana, la persecución contra dirigentes izquierdistas, accionar de Los Comandos de la Resistencia y el Grupo  Plinio, Batalla en la Avenida de  Las Américas entre los dirigentes de izquierda Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Leal Prandy y Cerón Polanco contra cientos de militares,  la lucha en la UASD por el Medio Millón, las jornadas de lucha de Foupsa Cesitrado, Central  General de Trabajadores ( CGT),  el apresamiento de Radhamés Gómez Pepín y el doctor Héctor Cabral Ortega, recluidos en la cárcel de La Victoria en el gobierno de Balaguer, el secuestro por parte de izquierdistas del coronel norteamericano Crowley, fueron temas abordados por Espinal en las tertulias de Primicias. Fulgencio nunca se perdía la celebración de los aniversarios de este medio de comunicación.
Fulgencio fue el gran amigo del doctor Jottin Cury, ex rector de la UASD; Felvio Rodríguez y otros uasdianos,. Hizo grandes aportes contra las ocupaciones y atentados contra la UASD.
Espinal combatió los abusos de poder de la entonces Dirección General de Telecomunicaciones contra Tribuna Democrática y Radio Comercial, los atropellos a los periodistas por parte de agentes de seguridad del Estado y nunca guardo silencio por el ingreso de haitianos indocumentados al país.

FULGENCIO Y PEÑA GÓMEZ
El doctor José Francisco Peña Gómez y Fulgencio Espinal producían y conducían  en febrero de 1976 el programa Bastión Democrático, cerrado en una ocasión por la administración de Balaguer. El presidente Balaguer dispuso reabrirlo el 25 de febrero de 1976.
Primicias lamenta el fallecimiento del licenciado Fulgencio Espinal, quien hizo valiosos aportes a la libertad de expresión y difusión del pensamiento democrático de la nación.
Adiós Fulgencio, condolencias a tus familiares.
Caramba, se  fue Fulgencio, descansa en paz, apreciado amigo, hermano.E.P.D., hará mucha falta en el periódico que tanto admiraste.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS