23
Wed, Jan

Expresidente de Nissan rechaza en Japón acusaciones de corrupción

Medio Oriente
Typography

Tokio, 8 ene (PL) El expresidente de Nissan Carlos Ghosn rechazó hoy las acusaciones en su contra por delitos de corrupción durante su primera comparecencia ante un juez en Japón tras ser arrestado el pasado 19 de noviembre.


Esta fue la primera aparición en público del magnate de 64 años desde su detención por sospechas de falsificar reportes financieros.
Ghosn está imputado por la Fiscalía japonesa de fraude, malversación de los fondos de la firma que presidía y violación de confianza agravado.
"He sido acusado erróneamente y detenido injustamente con base en acusaciones sin valor y no corroboradas", aseguró el empresario durante la vista que duró alrededor de dos horas.
Vestido con un traje negro, Ghosn rechazo cada una de las acusaciones de las autoridades niponas en su contra y agradeció la oportunidad de hablar en público, refiere la cadena NHK.
En su declaración, publicada íntegramente por los medios nipones, Ghosn afirmó que "actuó de manera honorable, legalmente y con el conocimiento y aprobación de los ejecutivos competentes dentro de Nissan".
Según el empresario, todas las supuestas trasferencias ilícitas por las que se le acusa contaron con la autorización de las partes interesadas, incluida la junta de Nissan.
Tras la intervención de Ghosn, el juez principal, Yuichi Tada, leyó los cargos en contra del acusado y justificó su prolongada detención para evitar una fuga o un intento de ocultar pruebas.
La defensa de Ghosn, por su parte, rechazó esos argumentos y dijo que muy pronto explicará sus próximas pasos legales, incluyendo la posibilidad de pedir formalmente la libertad provisional.
Ghosn fue encerrado a mediados de noviembre pasado por fraude en el reporte de su salario y el uso de dinero de Nissan para financiar asuntos particulares.
Recientemente le sumaron otros por violación de confianza agravado y ocasionar daños financieros a la automotriz nipona,
Junto a él, también estuvo detenido por conspiración Greg Kelly, un cercano colaborador, pero consiguió la libertad bajo fianza hace algunos días.