Fidel Castro, amigo y maestro de Omar Torrijos

America Latina
Typography

Panamá, 26 nov (PL) Fidel era su maestro, era muy amigo de él, recordó Celia Grasnell, secretaria del general Omar Torrijos, en entrevista con Prensa Latina, en la cual destacó la particular relación entre ambos.
Fidel fue primero en ese sueño de libertad, por eso podía aconsejar a mi General y ofrecerle sus experiencias, se hicieron grandes amigos, dijo y reveló que a algunos en Panamá no les gustaba que fuese tanto a Cuba y mantuviera esos estrechos vínculos, porque temían que Panamá "cayera en el socialismo".


Cuando mi general Omar Torrijos hablaba con Fidel Castro por teléfono, lo hacían de una manera que solo ellos se entendían, aseguró Grasnell, y concluyó que había una relación espontánea entre ambos, y todos deben entender que no era para imponer una doctrina, y aclaró: "estábamos buscando al aliado, al consejero".
Los puros que fumaba "el Viejo" se los mandaba su amigo Fidel y eran hechos especiales para él. "Fue una relación muy bonita: yo, su asistente personal, lo afirmo".
La entrevista se produjo hace varios meses, y contó su sueño: "A mí me gustaría poder hablar con Fidel, para compartir algunas ideas relacionadas con mi general Torrijos, y que ellos hablaron en privado, porque aún tengo muchas cosas que precisar, sé que algunas Fidel debe conocer por las conversaciones entre ellos".
Otro muy cercano al General panameño, el ya fallecido Rómulo Escobar Bethancourt, contó en una entrevista en 2014 su versión de cómo sirvió de primer enlace entre ambos líderes y el mensaje que asombró a Torrijos.
"Fidel me pidió que le dijera que estaba arriesgando a quedarse atrapado en una esquina sin salida y que los gringos van a masacrar al pueblo panameño como están haciendo con Vietnam. Y que él como dirigente tiene una responsabilidad: manejarse en tal forma que si puede evitar la violencia, que la evite", contó.
"Cuando le transmito el mensaje a Torrijos queda azorado. Me comenta: `Eso fue lo que te dijo´. Me hace que se lo repita. Yo estaba convencido de que ese hombre me iba a mandar una ametralladora. Le respondí que a mí también me había asombrado que él me diera ese mensaje, pues tampoco lo conocía", recordó.
A partir de aquel momento quiso conocer personalmente a Fidel, y en 1975 fue a La Habana, enfatizó, y repitió las palabras del líder panameño a su regreso de Cuba: "yo conozco cuando un pueblo quiere de verdad a una persona, el pueblo cubano quiere a Fidel".

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS