Más de medio millón de venezolanos protestaron contra Nicolás Maduro en la "Toma de Caracas"

America Latina
Typography

Más de medio millón de venezolanos protestaron contra Nicolás Maduro en la "Toma de Caracas"

Las primeras estimaciones calculan entre 500.000 personas para los más moderados y 700.000 para dirigentes de Voluntad Popular. El canal de noticias NTN24 también apostó por esta cifra.

Las tres principales avenidas del este de la capital venezolana fueron colmadas por miles de manifestantes llegados desde distintos puntos del país para participar de la movilización. El éxito de la protesta animó a la Unidad Democrática para convocar un cacerolazo nacional a las 8pm locales.

"Es la hora del pueblo, tiempo de recuperar la democracia. Aquí no sobra nadie. ¡Viva Venezuela!, ¡viva la libertad!", clamó Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD, ante sus seguidores tras confirmar que la megamarcha sólo es el inicio de una serie de protestas.

Escoltado por el gobernador Henrique Capriles, por el presidente parlamentario, Henry Ramos Allup y por dirigentes de los partidos que integran la alianza multicolor, Torrealba anunció que el 7 de septiembre volverán a las calles con una protesta de 6 horas frente a todas las sedes regionales del Consejo Nacional Electoral (CNE). Una semana después la protesta se llamará la Toma de Venezuela y se realizará en todas las capitales del país.

Dirigentes antichavistas destacaron el éxito de la demostración y dijeron que las columnas avanzaron a pesar de los bloqueos levantados en diferentes accesos a la ciudad. Denunciaron que el cierre de los pasos fue ordenado por el Gobierno para evitar que aumente el número de manifestantes.

Sin incidentes

En los días previos a la marcha se habían denunciado múltiples planes destinados a hacer estallar la violencia en un país bajo conmoción política, estado de excepción (sitio) y emergencia económica.

El chavismo también organizó para esta jornada una movilización en respaldo al Gobierno, a la que se había anunciado la presencia de Maduro, lo cual hizo temer enfrentamientos por eventuales cruces entre columnas antagónicas.

Pero al final no se registraron incidentes.

En otro punto de la ciudad, Maduro intentaba reducir la dimensión de la protesta contra su gestión, asegurando que no se trataban de más de 30.000 personas. El primer mandatario, muy alterado, insultó gravemente a Henry Ramos Allup durante la retransmisión televisiva que sí realizaron todos los canales oficiales, que por el contrario escondieron la movilización opositora. En Venezuela, decir "coño de madre" entra en el terreno del insulto personal.

El "hijo de Chávez" volvió a amenazar a los diputados opositores, adelantando que ha pedido al Supremo que, escudándose en el estado de excepción, les levante la inmunidad parlamentaria para poder apresarles, como ha hecho estos días con dos alcaldes y dos dirigentes opositores.

Cómo se vive la protesta

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
e-max.it: your social media marketing partner