Temporada Escolar lanza grandes retos a la industria dominicana, RD enriquece industria extranjera utilizando grandes cantidades US$

Economicas
Typography

La industria manufacturera debería relanzarse y  aprovechar más la temporada escolar en la República Dominicana. El año escolar enriquece a industriales extranjeros en perjuicio de la industria local, según las investigaciones de Primicias.

Si bien es cierto que ha avanzado y ganado espacio en la confección de uniformes escolares y para la educación física, como en la preparación de cuadernos y otros productos para los estudiantes, hay mucho espacio para seguir creciendo, lo que debería producir una reingeniería industrial.

FABRICAS DE CUADERNOS

Industrias Nigua (INDUSNIG), Editora Corripio y otras empresas industriales fabrican cuadernos y aportan a la educación dominicana.

INDUSNIG, empresa que inició sus operaciones en 1959,  tiene en el mercado diferentes cuadernos cosidos de 144 y 200 páginas.

Los cuadernos de INDUSNIG tienen diferentes diseños y motivos.

De su lado, Eco, del Grupo Corripio,  elabora también cuadernos cosidos con varios motivos.

Otras marcas de cuadernos en el mercado son los Credeal y Copán. 

El crecimiento de la población estudiantil dominicana multiplica la demanda de artículos escolares, lo que pudiera aprovechar la industria manufacturera local.

Lo mismo ocurre con los alimentos que sirven a los estudiantes en los planteles públicos.

La alimentación escolar beneficia a las empresas que fabrican sazones, empresas que procesan arroz, pastas alimenticias, leche nacional, chocolate, cereales,

CAFETERÍAS

Las cafeterías que operan dentro de los colegios comercializan refrescos, sándwiche, jugos naturales, jugos UHT, picaderas, mabí de bejuco indio, bizcochos, maltas, galletas soda, dulces y saladas, helados, pan tostado, quipes, pastelitos, yogurt, yaniqueques, agua procesada en botellitas y otros productos de la industria local.

Empresas industriales como Molinos Modernos, Industria Nigua, Editora Corripio, Cano Industrial, BOCEL, Nestlé, Helados Bon, Helados Splash, Helados Frigus (Bonao), Helados Ivonne (Jarabacoa),  Cervecería Vegana ( Mabí de bejuco indio y maltas) Frito Lay Dominicana, Bepensa, Ambev (refrescos y maltas), molinos arroceros, Industrias San Miguel del Caribe (jugos, agua procesada y refrescos), Agua Cristal, Hielo Alaska, Hielo América, Parmalat, Rica, Induveca, Agroindustrial Los Ángeles, Panificadora Pepín, Lumijor, Ysura, Panificadora de MUDE, en Santiago Rodríguez, como otras industrias tienen garantizado un mercado de primera en escuelas y colegios.

 Trópico, producto refrigerado con chocolate, servido en décadas atrás en las escuelas públicas, es un grato recuerdo sobre la alimentación escolar en la República Dominicana.

MAYOR ESPACIO PARA LA INDUSTRIA MANUFACTURERA

La temporada escolar abre un mayor espacio para industrias que produzcan y suministren uniformes, zapatos, picaderas variadas,  crema de cacao,  sándwiches de galletas dulces, papas fritas, platanitos fritos, cereales de chocolate, jugos UHT de frutas,  leche UHT, quesos y embutidos.

RETOS PARA LA INDUSTRIA DOMINICANA

La fabricación de zapatos, camisetas, tenis, medias,  panties, brasier, correas, blusas lisas y estampadas, camisilla, pantaloncillos, camisas, pantalones, chacabanas, chaquetas escolares, como uniformes para maestros y personal administrativo de los centros educativos, genera retos a la industria dominicana, lo que disminuiría las importaciones de productos escolares.

Genera retos para la industria local la fabricación y colocación en el mercado el hilo escolar,  bolígrafos, lápices, sacapuntas, gomas de borrar, forros para libros, cartulinas, lápices de colores, tempera, pintura, acuarela, papel de construcción, tijera escolar, marcadores, masilla, mochilas y otros.

Otro objetivo de la industria debe ser la profundización del desarrollo tecnológico en la industria grafica para imprimir una mayor cantidad de libros para el año escolar.

LO QUE LA INDUSTRIA SUMINISTRA EN EL AÑO ESCOLAR

La industria manufacturera local suministra a escuelas y colegios jugos de frutas naturales y envasados en HUT, hidratantes, refrescos con diferentes sabores,  malas, mabí, jabones, detergentes, servilletas,  cuadernos, papel higiénico, bebidas de frutas,  pan,  jamón, cachup, quesos, salami, salchichas hot dog, pan de viga, jugo de naranja UHT, margarinas, diferentes tipos de yogurt, arroz, caldos de pollo, espaguetis y otras pastas, leche evaporada, crema de leche, leche UHT, café, cocoa, leche entera, descremada y semidescremada,  leche líquida,  galleta de soda, galletas dulce, picaderas, pastelitos, quipes, bollitos de yuca, empanadas de harina de trigo y yuca, hielo, jabón de cuaba, vasos, tenedores, platos y cucharas plásticas, entre tantos productos.  

OPAL JEANS

Es una empresa textil que confecciona ropa para niños, jóvenes y adultados. Ha expandido su presencia en las grandes, pequeñas y medianas cadenas de comercialización de ropa.

Opal  fabrica pantalones para niños y niñas, pantalones deportivos, blusa para niños, camisas,  jeans,  pantalones escolares y mucho más.

CANO INDUSTRIAL

Es una empresa que fabrica pegamentos utilizados por los estudiantes en el año escolar.

INDUSTRIA PLÁSTICA

La industria plástica tiene mercado en la temporada escolar si fabrica  sillas, mesa infantil, escritorios y otros productos.

También, estuches, reglas, termos, envases, botellas, plásticos, envases para sándwiches, loncheras, cajas plásticas, recipientes plásticos.

INVERSIÓN DEL ESTADO EN EL AÑO ESCOLAR

Se ha reportado que el 70% de alumnos de los centros educativos públicos son beneficiados con libros y útiles gratis.

Ese respaldo del Estado se produce cada año cuando los padres de los estudiantes son afectados por la carestía de los útiles escolares.

Hay familias que tienen que invertir entre 100 y 150 mil pesos para cubrir el pago de los libros y útiles escolares. Sin embargo, depende del número de  hijos en escuelas y colegios, dinero destinado a libros, uniformes, útiles y pago de matriculación en los colegios privados, con tarifas altísimas y abusivas incrementadas cada año.

La situación ha obligado al Estado a entregar  un kit con libros, útiles y uniformes a una gran parte de los estudiantes de escuelas y otros centros educativos patrocinados por el sector público. La inversión del Estado es calculada en 800 millones de pesos, aparte de lo que se invierte en el almuerzo y merienda escolar. Se ha revelado que el gobierno destinará 17 mil millones de pesos en alimentos utilizados en el inicio del año escolar.

ACCIONES DE LOS PADRES EN  LOS PREPARATIVOS DEL AÑO ESCOLAR

Los padres hacen lo imposible para inscribir sus hijos en las escuelas públicas por el encarecimiento de los colegios privados.

Igualmente, cambian los libros  para ahorrar recursos económicos.

COMPETENCIA ENTRE COLEGIOS Y TIENDAS

Se produce una competencia entre colegios y tiendas en la venta de uniformes, libros y útiles escolares.

La confección de uniformes es una especialidad, pues lleva el logo de la institución educativa, como los colores seleccionados por los centros educativos.

LO NECESARIO PARA EL AÑO ESCOLAR

Un estudiante necesita mochila, estuche para útiles escolares, lonchera, cuadernos cosidos, cátedras,  cuaderno caligráfico, carpeta, libro caligrafía dominicana, diccionario en español, tabla de matemáticas, bolígrafos, lápices, portaminas, tijeras,  libros, útiles, uniformes, goma de borrar, sacapuntas, crayones,  lápices de colores y mucho más,  lo cual conlleva una alta inversión para una familia.

Igualmente, ega, silicón, masilla, pegamento, calculadora, compás, reglas plásticas, juego geométrico, cinta pegante, felpas y otros.

Cada vez es más complicada la carga anual en el año escolar para las familias dominicanas.