16
Thu, Aug

RD está llamada a conocer su potencial minero

Economicas
Typography

De Moya dice no debemos negarnos a la riqueza de una tierra bendita como la dominicana

Barrick Pueblo Viejo presenta sus inversiones y logros como empresa sostenible 

“Es un mito aquello de que no es posible una minería ambiental y socialmente responsable, o el otro de que no es posible evitar los pasivos ambientales mineros o un tercero que indica que las comunidades no se benefician de la minería”, expresó Campos De Moya, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana.

De Moya hizo sus declaraciones al introducir el desayuno “Acciones Industriales que Transforman”: Caso Barrick Pueblo Viejo y presentar como oradora a Juana Barceló, quien es la primera mujer en dirigir una empresa minera en la historia de la República Dominicana, y la primera en la multinacional canadiense.

Barrick Pueblo Viejo ha realizado una inversión total de capital es cercana a los US$4,500 millones, siendo la mayor inversión extranjera en la historia del país, que asumió operaciones encontrando un pasivo ambiental significativo fruto de operaciones anteriores negativas en la relación con el medio ambiente, lo cual implicó una remediación ambiental que costó unos US$375 millones (más de 18,000 millones de pesos).

El presidente de la AIRD explicó que la minería ha hecho aportes claros al país en términos de Producto Interno Bruto, pero empresas como Barrick también han respondido al desafío de aportar al desarrollo económico y social en las áreas en que operan.

Potencial minero

“República Dominicana está llamada a conocer su potencial minero, a abrir las puertas a un ejercicio responsable de esta actividad, a no negarse a la riqueza de una tierra bendita, bajo regulaciones que nos garanticen que es una tierra para nosotros y para las futuras generaciones, que no se trata de un bienestar momentáneo, sino de una posible plataforma para la prosperidad a largo plazo”, expresó..

Afirmó que el Ministerio de Energía y Minas cuenta con el apoyo de la AIRD al trabajar en esa dirección ya que los industriales “somos agentes económicos pero somos sobre todo agentes sociales que quieren una sociedad y un ambiente seguros y sostenible para todos”.