Esmiralda, propietaria de península en Cofresí demanda hotelera Lifestyle por US$31 millones; incumplió contratos y congeló proyecto turístico

Turismo
Typography

PUERTO PLATA.- Una empresa propiedad de inversionistas austriacos presentó hoy varias demandas contra la empresa Lifestyle por más de US$31.7 millones por incumplimiento del contrato para el desarrollo de un proyecto turístico y retención de recursos que debió reportar desde el 2010 por venta de contratos de tiempo compartido.

La empresa Esmiralda, a través del coordinador de su equipo de abogados, licenciado Nelson Jáquez Suárez, informó la ruptura de sus vínculos con el grupo Lifestyle, y reclama los recursos retenidos y el control de su propiedad “para desarrollar a plenitud el proyecto turístico que actualmente está prácticamente congelado e incluye  en su primera etapa 12 villas para uso vacacional y 120 apartamentos de condominio”.

Además de Lifestyle Holidays Assets Holding, la demanda incluye a sus subsidiarias Tisha Investments Overseas y Quismar Dominicana. El pago de los bienes retenidos y la resolución del contrato lo hace la empresa Esmiralda, que adquirió los inmuebles en el 2008.

 Este tipo de incumplimiento contractual, destaca Jáquez, entre inversores extranjeros lamentablemente afecta a Puerto Plata, como destino de inversión y como oferente del producto tiempo compartido; y se suma al conjunto de quejas de los clientes provocado por Lifestyle no solo en Puerto Plata, también en otros destinos, incluyendo preocupantes denuncias que circulan en Internet y que se han divulgado recientemente en nuestro país en redes sociales.

HISTORIA DE UNA MENTIRA

La empresa Esmiralda fue fundada en 1984 por inversionistas canadienses que adquirieron la propiedad turística Costa Esmeralda, en Playa Cofresí, próxima a Costámbar en Puerto Plata, y la vendieron en 2008 al empresario austriaco Alexander Schaufler, quien después de la adquisición recibió una propuesta de Markus Wischenbart, principal ejecutivo y accionista del grupo Lifestyle, para desarrollar una proyecto de villas y apartamentos.

Las negociaciones comenzaron en 2008, se suscribieron diversos acuerdos, y en octubre de 2010, las partes firmaron un contrato por medio del cual Lifestyle, conjuntamente con otras empresas subsidiarias, se comprometieron a operar el proyecto Costa Esmeralda que se desarrollaría en los inmuebles propiedad de Esmiralda.

Esmiralda aportaría los 82 mil metros cuadrados de su inmueble, lo que hizo desde el primer día, informó Jáquez,  y desde entonces Lifestyle ha operado el proyecto y estaba obligada a informar sobre las operaciones realizadas y a pagar el porcentaje acordado de los ingresos generados por la venta de propiedades inmobiliarias y por las ventas de propiedades de tiempo compartido.

A pesar de disponer de la propiedad durante siete años, explicó Jáquez, el Grupo Lifestyle nunca ha rendido cuentas de las operaciones que está llevando a cabo, tampoco de las ventas concretadas y de la relación con los cientos, si no miles, de clientes que han adquirido propiedades de tiempo compartido, de todo lo cual acusó al Grupo Lifestyle de lucrarse ilícitamente durante ese tiempo.

PROYECTO TURÍSTICO CONGELADO

Informó que en adición a esto Lifestyle ha incurrido en otras violaciones al contrato, tales como uso de la propiedad para fines distintos a los contratados;  obstrucción de acceso; negativa a desarrollar el proyecto en la forma en la que fue concebido, puesto que se rehúsa a construir el complejo “Costa Esmeralda Village”, con sus 120 apartamentos de condominio, desarrollo turístico que representa un aporte significativo a la industria turística y es una importante fuente de empleos e ingresos turísticos para Puerto Plata.

 “Básicamente han sido infructuosos todos los esfuerzos y los requerimientos que le hemos hecho al Grupo Lifestyle y al señor Markus Wischenbart personalmente, para que rindan cuenta de las operaciones que llevan a cabo en el proyecto propiedad de la empresa Esmiralda, S.R.L. y del señor Alexander Schaufler”, dijo Jáquez.

LAS DEMANDAS

El coordinador del consejo de la defensa de Esmiralda, destacó que ha sido necesario acudir a los tribunales dominicanos, porque las pocas veces en las que se ha logrado un acercamiento o una corta respuesta vía correo electrónico, el Grupo Lifestyle alega que no tienen nada sobre lo cual rendir cuentas ya que ellos no están promocionando ni vendiendo las propiedades.

Esto es absolutamente falso, afirmo Jáquez,  y cualesquiera lo puede comprobar visitando decenas de páginas de Internet en las cuales se publicita dicho proyecto, y cientos de personas dan testimonio tras haber adquirido propiedades inmobiliarias bajo la modalidad de tiempo compartido en “Costa Esmeralda”.

 Es por eso, que ayer notificamos y hoy depositamos en los tribunales de Puerto Plata una demanda en resolución de contrato y reparación daños y perjuicios, por US$10 MM, una justa reparación por el lucro cesante, los daños y las pérdidas económicas sufridas por Esmiralda derivadas del incumplimiento contractual y la falta de pago.

También una demanda en cobro de dinero y reparación de daños y perjuicios,  reclamando el pago de US$21, 056,000.00 en favor de Esmiralda, correspondiente al 40% de las ventas de tiempo compartido, por ser un crédito cierto, lícito y exigible, generado a raíz de los convenido en los acuerdos entre las partes del 22 de octubre del 2010.  Además por el pago de US$708,445.60, correspondiente al 40% de todos los pagos recibidos de los clientes miembros del proyecto por concepto de mantenimiento por el uso de la membresía de tiempo compartido.

Además, una demanda en rendición de cuentas, petición del estado de cuentas y documentos de soporte de todos los ingresos generados por la explotación del negocio de tiempo compartido en los que se incluya el proyecto Costa Esmeralda desde el 22 de octubre de 2010 hasta la fecha.  Un estado de cuenta y documentos de soporte de todos los ingresos generados por la venta de bienes raíces del proyecto Costa Esmeralda; y un estado de cuenta de los pagos recibidos de los clientes miembros del proyecto por concepto de mantenimiento por el uso de la membresía de tiempo compartido donde esté incluido el proyecto Costa Esmeralda. Igualmente, fijar un astreinte diario de RD$500 mil por la dilación de entregar la documentación requerida.

XXX