17
Sat, Nov

Padres dominicanos de niño que murió al caer de balcón en Nueva Jersey demandan a propietario de vivienda

New Jersey
Typography

NUEVA YORK._ La pareja dominicana de Danny Sosa Rosario y Gisselle García de Sosa, padres del niño Dariel Sosa de 9 años de edad, que murió al caer desde el balcón de la casa donde vivía la familia en Perth Amboy (Nueva Jersey) en octubre de 2017, están demandando por un monto millonario al propietario de la vivienda.

Los esposos dominicanos se negaron a revelar el monto del reclamo, por recomendación del abogado, pero dijeron que llevarán el trauma por la muerte de su hijo toda la vida.

Dariel pereció, cuando el balcón se desgranó y él cayó al pavimento, luego de estar jugando con su primo Jason Huerta, quien sufrió severas heridas en el colapso.

La casa está situada en la avenida Brighton en Perth Amboy y ellos presentaron la demanda por homicidio culposo en nombre de su hijo contra los propietarios del apartamento.

Además, Glennys Fernández Díaz interpuso una demanda en nombre de su hijo, Jason Huerta, contra los propietarios del apartamento, alegando que su hijo resultó herido en la misma caída por la que murió Dariel.

Los demandados nombrados incluyen la casa 71-73 de la avenida Brighton Avenue LLC, que es la corporación que figura como el dueña de la propiedad, según su escritura, Ramón Ortega, Vickiana Ortega y Amber Ortega. Ramón vendió el apartamento a la LLC por $1 dólar en 2013, el acta de compra y venta.

Ambas demandas también nombran varias corporaciones y entidades ficticias, como John Does y Jane Roes.

En la demanda de Fernández Díaz, que se archivó en el Tribunal Superior del condado de Middlesex en diciembre de 2017, ella alegó que su hijo sufrió lesiones personales cuando se lo obligó a caer de una condición negligentemente mantenida y peligrosa en la propiedad.

Como resultado, Huerta sufrió lesiones corporales graves y permanentes que le causaron gran dolor y sufrimiento, lo incapacitaron para realizar actividades habituales y crearon discapacidades permanentes que en el futuro lo incapacitarán de manera similar, según la demanda.

Huerta tenía 13 años cuando él y su primo estaban afuera en el balcón del apartamento cuando de repente cedió.

Fue trasladado en helicóptero al hospital Universitario Robert Wood Johnson en New Brunswick después de la caída.

Poco después del incidente, el jefe de la policía de Perth Amboy, Roman McKeon, y dijo que los dos niños jugaban en la cubierta de un segundo piso y se metieron en la barandilla que cedió. Los muchachos cayeron cerca de 13 pies de altura al suelo.

McKeon, en ese momento, dijo que Huerta estaba en una condición estable y que sus heridas no se consideraban peligrosas para su vida.

Los padres de Sosa, en su demanda, dijeron que mientras su hijo jugaba con su primo, tuvo que caerse del balcón del segundo piso debido a la falla de la baranda del balcón.

Sosa Rosario y su esposa, están representados por Mitchell Portnoi, del bufete de abogados Post, Polak, Goodsell & Strauchler con sede en Roseland.

"Las palabras no pueden expresar la profunda pérdida que sienten los padres y toda la familia por la muerte de su amado Dariel, que tenía solo 9 años en el momento de esta terrible y absolutamente evitable tragedia", dijo Portnoi.

"Esta tragedia se debió a la falla total del propietario de poner la más mínima atención a sus propiedades y las familias y los niños que pagan el alquiler y viven allí", añadió el abogado.

Fernández Díaz, en su demanda, alegó que los Ortega permitieron que existiera una condición peligrosa y un peligro en la propiedad.

Fernández Díaz está buscando una compensación por las lesiones de su hijo como resultado de la demanda, así como otros intereses, honorarios de abogados y otros recursos.

Los padres de Dariel Sosa están buscando un juicio en contra de los acusados ??por daños y perjuicios, incluidos los intereses por prejuzgar, los honorarios de los abogados y otros incentivos

Christopher Devanny, el abogado de LLC y Ortega, se negaron a comentar.