El NYPD busca atracador hispano de mujeres cuya arma es “Ácido del Diablo”

New York
Typography

NUEVA YORK._  Un atracador hispano en sus más de 60 años de edad, que escoge mujeres teniendo como arma el temido “Ácido del Diablo”, es activamente buscado por policías de la ciudad.

Los investigadores dijeron que en sus más recientes robos, el sospechoso, entró a cajeros automáticos en dos bancos en  los sendas mujeres estaban sacando dinero, y les exigió darle efectivo o las quemaba con el ácido.

Y les mostró una botella plástica con  un líquido inflamable dentro.

Las víctimas que rehusaron identificarse, dijeron que le entregaron $1.000 y $5.000 dólares respectivamente, por temor a quedar desfiguradas.

Ellas señalaron que conocen muy bien los estragos físicos que deja el Ácido del Diablo, por lo que prefirieron evitar ser atacadas por el ladrón.

Se le describe como un hispano con pelo canoso.

Imágenes del sospechoso fueron divulgadas esta semana por las autoridades que piden a los cooperantes comunitarios, ayudar en la captura del sujeto.

La primera mujer fue asaltada el 12 de mayo a las 5:28 de la tarde en un cajero de Citibank situado en la Primera Avenida y la segunda fue atracada el 29 de mayo a las 1:35 de la tarde en otro cajero del mismo banco.

Las dos mujeres tienen edades de 22 y 35 años. El atracador huyó de los cubículos bancarios en cada caso, con el dinero robado a las víctimas.

Una de las mujeres  habló con el canal 2 de la  cadena CBS en Nueva York por teléfono y describió la prueba.

"Simplemente me asusté, estaba temblando y no podía respirar", dijo ella.

Mientras estaba en pánico, estaba teniendo problemas con su PIN.

El sospechoso al principio demandó $ 1.000, pero luego se impacientó y bajó la cantidad.

"Me dijo que le diera  500 dólares”, agrega la mujer.

Ella le dio el dinero y continuó amenazándola antes de irse.

La policía dice que las mujeres no resultaron heridas y que investiga si el sospechoso ha cometido atracos similares en otros cajeros o lugares de la ciudad.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS