Consulado intercede por dominicana con hijos en custodia del estado de CT logrando restablecer comunicación

New York
Typography

NUEVA YORK._ Gracias a las gestiones e intercesión del consulado general dominicano con sede esta ciudad, la Corte Superior del Estado de Connecticut, reabrió la comunicación entre una madre dominicana y sus hijos, en custodia del Departamento de Niños y Familias (DCF), después que uno de los menores denunciara que fue víctima de abuso sexual por parte de un familiar cercano.

Las identidades de los menores y la madre, se preservan por razones legales.

El cónsul Carlos A. Castillo, instruyó un equipo legal integrado por el vicecónsul doctor Tamayo Tejada, la vicecónsul María Mateo y la auxiliar consular Griselda Batista, para que se encargara de las gestiones ante las autoridades de Connecticut, logrando que la Corte Superior de ese estado, desbloqueara la comunicación entre los niños y la madre.

En muchos estados, se estila que cuando se trata de ese tipo de casos, los menores son removidos de sus hogares de origen hasta por 90 días, y se les mantiene sin ningún contacto con los sospechosos, en algunos casos, acusados de negligencia o abusos.

Los niños habían sido enviados desde Puerto Rico por su madre a la República Dominicana a  vacacionar con su padre, quien los envió a la residencia de su tío paterno en New Britain (Connecticut), alegadamente sin autorización de viaje de la mamá.

El DCF dispuso que los dos menores fueran trasladados a un hogar de crianza (Foster Care) y  ambos padres a tener contacto con los niños, hasta que se realizó una audiencia el pasado día dos de marzo.

Fue la fecha fijada en la Corte Superior de Asuntos Juveniles, ubicada en la Corte Superior del Distrito Judicial de Middlesex, en el 1 de la calle Court, para tomar una decisión final en el caso, teniendo en cuenta prácticamente, sólo la versión de los hechos de la agencia de protección de los menores, que hasta entonces sólo tenía contacto con el padre.

La falta de notificación a la madre impedía que ésta pudiera dar su versión de los hechos, demostrar que posee la custodia legal de sus hijos y que nunca autorizó su salida de la República Dominicana. También la imposibilidad de contratar los servicios legales de un abogado y mucho menos viajar personalmente al estado de Connecticut, dada su situación económica y migratoria actual.

Ante esa situación, el consulado general de la República Dominicana en Nueva York, intervino atendiendo a una solicitud de colaboración que le hizo a Castillo el consulado dominicano en San Juan, Puerto Rico, a cuya jurisdicción corresponde el caso, ya que fue desde allí que fueron enviados los niños a Santo Domingo por su madre.

Castillo dispuso que el Departamento de Visas y Protección del consulado bajo su administración, interviniera y solicitara en la audiencia realizada por la Corte Superior de Connecticut, el reconocimiento de los derechos de la madre dominicana, basándose en lo estipulado por la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares.

En la dramática conferencia judicial durante la cual se hizo una triple conexión telefónica con la madre de los menores, quien se encontraba junto al cónsul dominicano en Puerto Rico, Franklin Grullón y la abogada Viviana Díaz, los vicecónsules comisionados por Castillo solicitaron al tribunal ser escuchados antes de tomar una decisión final y que fuese ponderada la versión de la madre.

Tras la ponencia de la representación consular dominicana de Nueva York, la corte dispuso en un aparente giro total de lo esperado, instruir al Departamento de Niños y Familias que les permita el contacto directo con su madre.

Asimismo la corte dispone la asignación de un abogado –gratuito- para representar a la madre de los menores, se pospone la audiencia a los fines de que la madre aporte las pruebas de que es quien legalmente posee su custodia y se ordena que las partes sean notificadas por correo y vía consular.

El DCF es una agencia estatal que tiene la misión de proteger a los menores, mejorar el bienestar de los hijos y la familia y determinar ante la ley si un menor ha sido víctima de maltrato o abandono.

El Consulado Dominicano en Nueva York ha venido asistiendo a sus connacionales presos en cárceles localizadas aquí y en Nueva Jersey, Connecticut y Pennsylvania, por disposición de Castillo, quien ha visitado varios recintos penitenciarios para conocer su situación a fin de que sean auxiliados en los casos que ameriten.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
e-max.it: your social media marketing partner