17
Sun, Feb

Dominicanos no pudieron ver eclipse lunar en Nueva York por intenso frío polar y gélidos vientos

New York
Typography

NUEVA YORK._ Miles de dominicanos radicados en los cinco condados y suburbios de la ciudad, se vieron impedidos el lunes de observar el eclipse lunar, denominado también en inglés “Blood Moon” (Luna de Sangre), por el color rojizo del astro satélite de la tierra, que constituyó uno de los espectáculos naturales más impresionantes.


Con temperatura de 18 grados bajo cero y ventarrones árticos a velocidad de más de 50 millas por hora, gran parte de la ciudad, estaba desierta ya a las 9:36 de la noche, hora en la que los especialistas dijeron que comenzaría a observarse el fenómeno.
Un recorrido de este reportero por importantes calles transversales, vías principales y avenidas del Alto Manhattan, encontró un barrio desértico, con algunos sitios sin un alma transitando y reflejando una escena de huelga general o estado de sitio, con ambiente de toque de queda.
El frío que se extenderá hasta este martes 22 de enero 2018, es tan intenso, que las tradicionales indumentarias y cobijas para protegerse de sus efectos, como gruesos abrigos, gorros, bufandas, guantes, ropa térmica. Máscaras para cubrir la cara y tapa bocas y nariz, no son suficientes ante el clima brutal, que provocó un descenso el domingo en la noche de casi 40 grados en relación al sábado.
Los comerciantes del Alto Manhattan, también son afectados por las condiciones y algunos dijeron que en horas, no entra un solo cliente a sus negocios.
Muchos transeúntes tienen que correr para poder cruzar las calles, porque no pueden esperar el cambio de luz en los semáforos, cuyo tiempo es de 45 segundos, mientras cientos de inquilinos en apartamentos privados y de la ciudad, denuncian que están sin calefacción y tienen que mantenerse en sus casas y dormir con varias capas de ropas para cubrirse.
Familiares del dominicano Francisco Hernández de 75 años de edad, dijeron que él está en coma desde hace dos semanas debido a una aguda pulmonía por la falta de calefacción en su apartamento en El Bronx.
Los taxistas, también se quejan por los efectos del frío, diciendo que están recogiendo muy pocos pasajeros en las calles.
Este lunes fue el día más frío de la temporada invernal con temperaturas que llegaron a los 5 grados Celsius, pero que alcanzaron una sensación térmica que llegó a los menos 20.
Muchos inmigrantes que llegaron a Nueva York, hace apenas unos meses, están jurando que se mudarán pronto a otros estados para huir de las brutales temperaturas.
Ayer lunes, los poderosos vientos empeoraron la sensación térmica con temperaturas de -12 grados, con fuerza de más de 20 millas por hora y moviéndose en forma de remolinos en todas las direcciones.
Las temperaturas más frías se registraron entre 5 y 11 de la mañana de ayer lunes y subieron en la tarde a 17 grados.
La ciudad activó el Código Azul desde el domingo en la tarde, alertando sobre los altos riesgos de exponerse a las gélidas temperaturas.