Médico confirma Pedro Guerrero sigue en estado crítico y muestra esperanza en recuperación

Beisbol
Typography

NUEVA YORK._ El doctor Rafael Alexander  Ortiz, médico que atiende al ex pelotero de Grandes Ligas Pedro Guerrero, confirmó anoche que el paciente, seguía en estado crítico y mostró su esperanza en que por la evolución positiva que experimenta, pueda salir airoso de la batalla por su vida.


Guerreo, quien sufrió un derrame cerebral (hemorragia craneal), masivo el lunes, está la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Lenox Hill en Manhattan, donde fue transferido desde el hospital Jamaica en Queens, y donde según Ortiz, los galenos allí no le dieron ninguna posibilidad, por lo que él, “corrió” a ese nosocomio y se llevó a Guerrero, cuyo historial de ataques ha estado bajo su cuidado desde el principio.
La esposa de Guerrero, Roxanna Jiménez de Guerrero, junto a la hija y el hijo de la pareja, apareció junto al doctor Ortiz anoche en el noticiero del canal 41 de Univisión, mostrándose también confiada y esperanzada en la pronta recuperación de su esposo.
“Él siempre ha sido un guerrero, como su apellido”, dijo ella.
El doctor Ortiz, explicó que el ex pelotero logró superar el coma, hizo algunos movimientos y se mantenía estable hasta anoche, dentro de su estado crítico.
Este es el segundo derrame cerebral que sufre el es Grandes Ligas y jugador más valioso de 1981, cuando era una súper estrella de los Dodgers de Los Ángeles.
“En este momento, Pedro está en una condición muy seria, pero al mismo tiempo, estamos muy esperanzados ya que él lo está haciendo bastante mejor que anoche”, añadió el doctor Ortiz.
Dijo que “anoche, él estaba en una condición de coma, pero ya salió del coma”.
Su esposa se quejó del diagnóstico que le dieron en el hospital Jamaica, donde le dijeron que Pedro tenía muerte cerebral.
“Incluso, me dijeron que yo tenía que firmar para desconectarlo de la máquina”, agregó la señora de Guerrero.
“Yo sé que él va a salir hacia adelante, porque Pedro es un guerrero, como su apellido”, dijo la esposa, mientras la hija expresó que “todo va a estar bien”.
Ellos agradecieron las preocupaciones de los dominicanos tanto en la República Dominicana como en el exterior, por la salud del atleta y la esposa, pidió que sigan orando por él.
En noviembre de 2015, el ex pelotero se recuperó del primer ataque y el 4 de julio, concedió una entrevista a este reportero en el restaurante lounge South Beach en el Alto Manhattan, mientras participaba en un evento.
Al margen dijo que aparte de dar muchos jonrones en las Grandes Ligas, nunca hizo ejercicios como correr y otros movimientos, y que descansaba mucho en su casa, cuando estaba fuera de los estadios.
“Era un vago”, dijo Guerrero en una entrevista.

LA ENTREVISTA, PUBLICADA EL 4  DE JULIO 2016

Pedro Guerrero: “en Grandes Ligas jugábamos más  con el corazón que por los millones”


Miguel Cruz Tejada


NUEVA YORK._  Ex jugador dominicano de las Grandes Ligas, Pedro Guerrero, quien descolló en las décadas de los ochentas y  noventas como una de las grandes súper estrellas del béisbol en Estados Unidos, afirma que en su época, “jugábamos más con el corazón que por los millones que se pagan ahora”.
Guerrero, un temible slugger, conocido por el mote de “La Negra Pola”, porque el título corresponde a uno de los merengues más sonados con la orquesta de Che Ché Abreu, en ese tiempo y militó con Dodgers de Los Angeles, Cardenales de San Luis y Sioux Falls Fighting Pheasants (un equipo independiente) entre 1993-1994, fue calificado como "el mejor bateador que Dios ha hecho en mucho tiempo”, por el cronista Bill James, dijo que “ahora, en lo que los peloteros piensan es el dinero”.
Preguntado cuál su contrato más alto en Grandes Ligas, respondió “no, está bien, déjelo ahí, no se preocupe, déjelo ahí” y evadió la respuesta.
“Firmé un contratito bueno, un par de contratos buenos”, agregó sin especificar la cantidad de dinero que ganó durante su brillante carrera.
“La diferencia es bastante amplia, se juega el mismo béisbol, pero no sé... parece que se trata de los millones que están pagando hoy en día y aparte de eso, como que hay una influencia en la pelota, como que está rebotando más, no sé...”, precisó Guerrero.
“Hasta donde yo tengo entendido, nosotros jugábamos más por la profesionalidad. Ahora, los peloteros, lo que piensan más es en el dinero”, añadió.
Explicó que aunque no sigue vinculado activamente al béisbol, “estamos vivo y lo que estoy es disfrutando. Estamos aquí¸ estoy disfrutando, viajando y viajando, que es lo que me gusta”.
Su nombre, volvió a darle la vuelta al mundo, cuando fue mencionado en el caso judicial de OJ Simpson, quien lo acusó en la corte de haber estado supuestamente consumiendo drogas con su esposa, por cuyo asesinato el ex jugador de fútbol americano y actor, fue acusado y absuelto.


EL RECORD
Guerrero nació el 29 de junio de 1956 en San Pedro de Macorís y con el paso de los años se convirtió en una de las grandes estrellas del béisbol de los ochentas y noventas tanto en la República Dominicana como en las Grandes Ligas.
Jugó durante once temporadas entre 1974 y 1986 con Estrellas Orientales y los Leones del Escogido. Terminó con promedio de .290, 264 hits, 38 dobles, 13 triples y 21 jonrones.
Originalmente firmado como amateur por los Indios de Cleveland y adquirido por los Dodgers en un cambio por el lanzador Bruce Ellingsen. Entró a la alineación de los Dodgers en la segunda base en sustitución del lesionado Davey Lopes.
Guerrero impulsó cinco carreras en el último partido de la Serie Mundial de 1981, que le valió un lugar de las tres primeras posiciones del premio MVP de la Serie Mundial (compartiéndolo con Ron Cey y Steve Yeager). En 1982, se convirtió en el primer Dodger al conectar 30 jonrones y robarse 20 bases en una temporada, y lo hizo de nuevo el año siguiente.
En 1985, Guerrero empató un récord en Grandes Ligas con 15 jonrones en junio, y también empató el récord de Los Angeles Dodgers con 33. Se embasó 14 veces consecutivas ese mismo año, sólo dos por debajo del récord establecido por Ted Williams, y lideró la liga en slugging, en OBP y en porcentaje de jonrones.
Guerrero fue un corredor de bases agresivo, pero con un pobre deslizamiento. Se rompió un tendón deslizándose en durante un spring training y se perdió la mayor parte de la temporada de 1986. Pero en 1987 bateó .338 y ganó el premio Comeback Player of the Year de la UPI. Su promedio de bateo de ese año fue el más alto de cualquier Dodger desde el .346 registrado por Tommy Davis en 1962.
Los Dodgers lo pasaron del outfield a ser el tercera base titular como reemplazo de Ron Cey. También jugaba esporádicamente en la primera base cuando era necesario. A pesar de que ganó la reputación de ser inestable en tercera,1 fue estadísticamente tan bueno como cualquiera en la liga.
En 1988 fue canjeado por los Dodgers a los Cardenales de San Luis por el lanzador John Tudor.
En 1989, Guerrero fue considerado para ganar el MVP, bateando .311 con 17 jonrones, 117 carreras impulsadas y 42 dobles. Su rendimiento cayó drásticamente después. En 1992 una lesión en el hombro lo limitó a 43 juegos y terminó su carrera de Grandes Ligas bateando .219 con un jonrón.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS