República Dominicana jugó como local en la casa del rival; Derrota 7-5 a USA

Beisbol
Typography

 

MIAMI -- Jugando a 800 millas de su país, República Dominicana se sintió como local en la casa de su rival, el sábado, en el Clásico Mundial de Béisbol.

Enfrentando al favorito para arrebatarle la corona obtenida hace cuatro años ante una asistencia récord en el Marlins Park -- la mayoría celebrando y cantando a favor de la isla -- República Dominicana anotó todas sus carreras después de la quinta entrada para derrotar a Estados Unidos 7-5 y tomar ventaja 2-0 en el Grupo C.

Un jonrón de tres carreras del jardinero derecho Nelson Cruz contra el estelar relevista Andrew Miller en el octavo episodio lideró el dramático regreso de los quisqueyanos y extendió a 10 su racha de triunfos en el Clásico Mundial de Béisbol. República Dominicana tuvo 8-0 en el 2013.

Los 37 mil 446 que pagaron boletas para presencial el choque entre los dos países con más peloteros en las Grandes Ligas, superaron los 37 mil 116 que acudieron al partido inaugural de la temporada de Grandes Ligas del 2014, entre los Rockies de Colorado y los Marlins de Miami. En las gradas se pudo apreciar una evidente mayoría de aficionados dominicanos. “Se sintió como un partido entre Tigres del Licey y Aguilas Cibaeñas”, dijo el manager Tony Peña, en referencia a los duelos de los equipos más populares del béisbol invernal dominicano. “Es un poco extraño porque estamos tan lejos de nuestro país”, agregó.

Estados Unidos ganaba 5-0 después de cinco entradas con una superba actuación del derecho Marcus Stroman, quien no permitió carreras en 4.2 entradas, pero República Dominicana comenzó a descontar en el sexto contra Tanner Roark, con un enorme jonrón solitario del antesalista Manny Machado y un sencillo productor del inicialista Carlos Santana para acercarse 5-2.

Dominicana volvió al ataque en el séptimo. El jardinero Starling Marte bateó doble contra Roark y el receptor Wellington Castillo lo imitó, pero contra el relevista Dave Robertson, para producir la tercera raya quisqueyana. Con el encuentro por dos carreras y un corredor en tercera con un out, Robertson dominó a Machado con rodado a tercera base y ponchó a Canó.

Sin embargo, Miller no pudo contener la embestida del reconocido “Mangú Power” de los quisqueyanos, que no pierden un juego del Clásico Mundial desde la primera ronda de la edición del 2009 en San Juan, Puerto Rico.

Miller golpeó a José Bautista y permitió sencillo a Santana, preparando el escenario para el jonrón de Cruz en cuenta de 0-2 a un slider, el mejor pitcheo del zurdo norteamericano de los Indios de Cleveland. Starling Marte siguió con otro jonrón, su tercer hit del juego, para asegurar el encuentro.

Alex Colome (1-0) se anotó el triunfo con un cero en la octava entrada y Jeurys Familia lanzó un perfecto noveno acto para anotarse el salvamento. Miller (0-1) fue el derrotado.

“En 0-2 no hay misterio con Miller. El slider es su mejor arma”, dijo Cruz. “He pegado algunos batazos importantes en mi carrera, algunos en la Serie Mundial, pero este es especial porque aquí juegas para tu país ”, apuntó el toletero de los Marineros de Seattle.

“Pienso que el jonrón de Machado nos despertó”, dijo Cruz.

“Fue una noche especial. Yo me siento bendecido por tener este uniforme, estar con los muchachos, tener la oportunidad de representar a los dominicanos”, dijo Machado, un hijo de dominicanos nacido y criado en Miami. “En mis primeros dos partidos con la camiseta de República Dominicana he tenido la oportunidad de saborear lo que se siente jugar en un estadio dominicano, pero en Miami”, dijo el antesalista de los Orioles de Baltimore.

Marte, quien se perdió el juego del jueves contra Canadá por una molestia en el tobillo derecho, dijo que aún siente un poco de incomodidad, pero que puede jugar.

Estados Unidos aprovechó dos errores de los jardineros dominicanos para bautizar la pizarra en el tercer inning contra el derecho Edinson Volquez. Después de dos outs, Ian Kinsler bateó sencillo al cuadro, Adam Jones alcanzó la segunda base y Kinsler anotó cuando el jardinero central Marte chocó con Cruz, quien tenía dominada la pelota. Christian Yelich bateó sencillo que impulsó a Jones y avanzó a segunda por error en tiro de Bautista.

El torpedero Brandon Crawford impulsó al jardinero Giancarlo Stanton con sencillo frente a Vólquez en el cuarto y otra con doble ante el zurdo Fernando Abad en el sexto para que Estados Unidos entrara a la segunda mitad del partido con una ventaja relativamente cómoda, incluso contra el campeón mundial.

“Tú te sientes bien cada vez que gana un juego. Tienes que sentirte bien. Pero la forma en que regresamos hoy fue una cosa increíble”, dijo Peña. “Esto lo que muestra es como los muchachos están jugando: Ellos están jugando con el corazón”, agregó.

“En ningún momento nos cruzó por la mente darnos por derrotados. Seguimos luchando hasta conseguir lo que queríamos. Y gracias a Dios que nos dio la fortaleza y el poder para hacerlo”, dijo Peña.

“Fue una derrota dura”, dijo Jim Leyland, el manager de Estados Unidos. Es un escenario diferente, pero tienes que moverte adelante, porque como en la Serie Mundial, si pierdes un juego, aún te quedan otros partidos. Tenemos que salir a ganar un partido mañana", dijo Leyland.

“Tuvimos un público emocionado por ambos equipos, un poco más para ellos, supongo, pero está bien. Fue un buen juego de pelota, uno que sentíamos que teníamos y probablemente dejamos escapar, pero está bien”, dijo Leyland.

Con dos puestos para la segunda ronda aún por definir, el domingo, en la jornada final del todos contra todos regular del Grupo C, República Dominicana (2-0) jugará con Colombia (1-1) y Canadá (0-2) con Estados Unidos (1-1).

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS