15
Mon, Oct

Whisky Irlandés más vendido en el mundo llega a conquistar a los dominicanos.

Vida Social
Typography

Monasterio Bar, decorado al estilo irlandés, fue el lugar escogido por los ejecutivos de la empresa  Pernod Ricard Dominicana,  para presentar el Whiskey Irlandés Jameson en República Dominicana, donde el cual es parte del portafolio de marcas de la empresa. El mismo contó con la compañía de clientes, invitados especiales y ejecutivos de los medios de comunicación.

José Luis Montero, Gerente de ventas de Pernod Ricard Dominicana, ofreció la bienvenida a los asistentes y señaló la importancia de la presentación del Whiskey Irlandés más vendido en el mundo, que llega a conquistar a los dominicanos.

Agregó Montero, las bondades como Icono de Irlanda y con su distintiva botella verde, Jameson es un Whiskey que es destilado 3 veces lo que le aporta una doble suavidad con un único y original sabor.  Envejecido en barricas de roble da como resultado  una fragancia ligera con aroma de madera, notas especiadas y dulce.

Foto 2 Laurie Ann Wauke y Yovany DuranEs justo por esta delicada combinación de aromas y sabores que el whiskey Jameson se ha convertido en una marca país de Irlanda y es desde hace ya mucho años preferido en muchas ciudades del mundo,  donde se posiciona como líder en su segmento de  Whiskey importado, siendo la bebida ideal para compartir en un bar o alguna actividad divertida siempre  con amigos.

La suavidad de Jameson lo hace perfecto para mezclar  y preparar deliciosos y refrescantes cócteles los cuales se han hecho muy famosos, como el  Jameson Ginger  o Jameson Irish Sour, los cuales encajan en la preferencia del consumidor joven que busca una experiencia de sabor diferente. 

Foto 5 Ana de Gil y Guido GilSi alguna vez haz probado un delicioso café irlandés es muy probable que haya sido preparado con Jameson, el Whiskey # 1 de Irlanda.

Sobre La destilería Jameson: Fue creada en 1780 en Dublin por  John Jameson. Todavía cada gota de Jameson se produce allí, en los exuberantes campos de Irlanda donde la tradición se remonta a más de 200 años de experiencia.