24
Mon, Sep

SFM, tierra de Cacao

Vida Social
Typography

El pasado 16 de Agosto, día en que se conmemoraba el 155 aniversario de la Guerra de la Restauración, hice un paseo de ecoturismo al Sendero del Cacao, en Hacienda La Esmeralda, San Francisco de Macorís.


Fui acompañada de hermanas de la Comunidad Vida en Cristo, de la Parroquia Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote y de familiares y amistades del grupo; éramos 21 personas en total, incluyendo el chofer.
El grupo salió en autobús, de manera puntual, a la hora programada: 6:30 am, dando primeramente gracias a Dios por el día y el recorrido a realizar. Durante el trayecto en la carretera, me deleitaba observando el verdor de las llanuras y divisando las montañas a lo lejos, un paisaje de frescura al sentido de la vista!
Un letrero "Bienvenidos a esta hermosa tierra del cacao" nos indicó que habíamos llegado al lugar, sin pausa y sin prisas, cerca de las 10 am. Allí nos recibieron con una bienvenida calurosa con bebidas de chocolante caliente, con o sin leche.
A las 10:30 iniciamos el recorrido, conociendo parte de sus plantaciones de unas 700 tareas, desde la siembra, su reproducción, tipos de cacao, medios empleados para ataque de plagas, hasta el proceso artesanal de sus inicios. Luego pasamos a la factoría donde se explicaba todo el proceso del cacao desde su recolección, trituración y hasta la elaboración del chocholate, que todos pudimos degustar.
Cabe destacar que el cacao aquí producido es 100% orgánico y, además de la venta al mercado local, se exporta a EUA, a Europa y próximamente a Japón, según explicara el guía.
Luego pasamos a la tienda donde venden los diferentes tipos de cacao, puro totalmente con su sabor amargo o el procesado, incluyendo la manteca de cacao, utilizada usualmente como producto para la belleza por sus beneficios que proporciona a la piel y para hacer el también el sabroso chocolate blanco.
Para finalizar disfrutamos de un sabroso almuerzo !
Fue una experiencia enriquecedora y las fotos del recuerdo de este paseo ecoturístico a esta hacienda, propiedad de la familia Rizek, no se hicieron esperar, las que hoy deseo compartir contigo!