La Juez Mirian Germán

Opinion
Typography

Cuando la Juez Mirian Germán señaló que las pruebas no se sustentan el argumento esgrimido por la sala penal de la Suprema Corte de justicia (SCJ), Germán Brito, descalificó el expediente elaborado por el Ministerio Público al encartar, a su juicio, a 14 imputados sin los suficientes elementos de prueba que pudieran sustentar el caso. Es obvio que era sin lugar a duda un expediente cautelar natimuerto, no se sustentaba como un elemento probatorio contundente, con bases para que los imputados fueran condenados, porque éste estaba sustentado por la acusación tangente desde Brasil por la empresa acusadora Odebrecht donde está en su lista acusatoria no aportaba ninguna prueba incriminatoria para mantener en prisión a los catorce imputados de soborno y corrupción, primero porque la prueba no podían presentarla solamente por presunción de culpabilidad, actuando por presión social, entonces en este caso yo me pregunto, ¿son estas personas culpables o inocentes? De las acusaciones incoadas por la empresa corruptora delincuencial internacional Odebrecht brasileña, es que esta empresa pretende con su acusación solapada imponerle a los supuestos imputados de soborno el abominable delito criminal de corruptos, como el descrito por Tito Livio como la ley de la Horca Caudinas.

Y los Germanos nada les pareció más insoportable que el tribunal de varo. El que erigió Justiniano en una ciudad romana para instruir el proceso del asesino de su Rey, les pareció algo horrible y bárbaro. Mitridates, en sus arengas contra los romanos, les reprochaba sobre todo las formalidades de la administración de su justicia. Donde imperan dos clases de justicia: una, real que consiste en aplicar la ley sin importar a quien se le aplique y la otra es la que nunca se le aplica al culpable, la sociedad tiene que respirar aire puro de justicia y no vivir en los pantanos fangoso de una justicia viciada de impudicia y más cuando esta justicia es manipulada por intereses extranjero como en el caso del expediente acusatorio incoado por la empresa Odebrecht y el Ministerio de Justicia de Brasil, donde se acusan a catorce ciudadanos dominicanos, de haber obtenido soborno de esa empresa. Mientras que la Magistrada Mirian Germán señaló que “el Ministerio Púbico no puede sustentar un expediente sobre la base de teorías, no.  Es sobre la base de prueba, las cuales deberán sustentar y probar, pues de eso se trata.

Podríamos señalar que la empresa Odebrecht como la principal acusatoria no fue llamada a testificar en el juicio como manda la ley siendo Odebrecht la parte acusadora, la cual está en la obligación de presentarle al tribunal la evidencia del delito, no en un expediente acusatorio basado en teorías bacías en papeles. La justicia no puede caer en presiones populistas ni mucho menos al mediatismo de las masas, porque pierde su esencia de ser justa como tal, la cual caería  en un adefesio jurídico,  su figura y su integridad quedarían solamente cuestionada. De manera que no habiendo las pruebas para un juicio de fondo los imputados por sobornos de Odebrecht, la magistrada Germán ordenó la libertad de siete de los diez encartados. Ahora bien y cuál será el proceso jurídico de la justicia a seguir si estos imputados son inocentes  ¿a quién o a quienes se acusará ahora? o ¿tiene la empresa Odebrecht otra lista nueva de acusados?  Porque el Estado, ni la justicia dominicana fue que instrumentó ese expediente acusatorio, este vino de fuera en flagrante intromisión en los asuntos interno jurídico y político de la soberanía de nuestro país.

Es obvio que los grupúsculos de la llamada marcha verde la situación del juicio Odebrecht, le ha tumbado su campaña contra la impunidad y la corrupción, porque hay un receso de varios meses. Ahora hay un escenario diferente no es el mismo, ya que de los 14 imputados seis fueron libertado y a 8 de ellos se le dictó medida de coerción. Pero el interés de los verdes no es realmente la corrupción ni la impunidad, es la renuncia y sometimiento a la justicia y apresamiento del Presidente Danilo Medina y este correrá la misma suerte de Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia y como a Luiz

Inacio Lula da Silva y un Alejandro Toledo fugitivo, condenado estos a prisión acusado de corrupción, pues detrás de eso es que está el movimiento verde y su líder María Teresa Cabrera, eso son su fines para eso es la marcha verde, una conjura aviesa contra Medina, orquestada desde adentro, como desde afuera, pero no pasaran el pueblo esta con el Presidente Medina su fracaso termina este domingo 16 de julio, porque se va deludir. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS