Orlando con 73 años…¿Sería su oficio periodista?

Opinion
Typography

No hay monarca como un periodista honrado
José Martí.

Un grupo de periodistas profesionales, fundamos el Movimiento Orlando Martínez, postulando al licenciado en Ciencias de la Comunicación Social (mención televisión, radio y cine), egresado con el mérito; Summa Cum Laude: Maguá Moquete Paredes, secretario general del Distrito Nacional, Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), con la decisión exacta, por un periodismo capaz y unificador, en los años ´90.
Este fragmento histórico lo extraigo de mi carrera periodística. Con ello, se infiere como una muestra inspiracional nuclear y ortodoxa de Luis Orlando Martínez Howley. Su pasión a la libre expresión del pensamiento, la dignidad y la solidaridad por su pueblo dominicano.
El mártir de la prensa, nació en Las Matas de Farfán, San Juan de la Maguana, el 23 de septiembre, 1994, del vientre inmaculado de Adriana Howley e hijo de Luis Mariano Martínez. El Dios Todopoderoso me dio la oportunidad a conocer a los progenitores de distinguido, Luis Orlando Martínez Howley.
Este periodista, fue director ejecutivo de la revista ¡Ahora! y columnista prestigioso del periódico vespertino El Nacional. Bachiller en Estudios Comerciales, titulado el 16 de diciembre del 1962. Joven que emerge como símbolo luminoso en el periodismo del país.
Luis Orlando, enfrentó con valentía y decoro la intolerancia, los atropellos y la corrupción del presidente Joaquín Antonio Balaguer Ricardo. Periodista profesional, comprometido con la República Dominicana.
El atroz y vil asesinato de un joven noble, el 17 de marzo del 1975, en la calle José Contreras, al norte de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), fue la acción del sicariato "balaguerista", en contra del sacerdocio de la verdad, que abrigó Luis Orlando Martínez Howley.
Cada idea y cada palabra del periodista fueron la firmeza de convicción humana; la calidez de su prosa límpida y sus principios moraléticos. Para reiterar, su acrisolada solidaridad al oprimido, perseguido y la conscienciación de todos sus conciudadanos.
Luis Orlando, el Orlando de siempre, sembró la referencia y ofrendó frutos que se han abrevado en la Patria, por su valor cívico-social, y la calidad de sus letras son huellas profundas por la libertades a los derechos humanos.
En el firmamento, su estrella brilla, como cascada de mina de diamantes, alienta las perennidades por sus afanes a un mejor país. La Patria del más puro, de los dominicanos: Juan Pablo Duarte y Díez. Luis Orlando, en fin, inició el sonido del nacional, para que ahora, el duartiano siga in crescendo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
e-max.it: your social media marketing partner