LA INVASIÓN HAITINA ES UNA REALIDA

Opinion
Typography

Nuestro país está invadido. Lamentablemente, la República Dominicana ha sido invadida por Haití.
Y nada de invasión pacífica, como dicen muchos.
Hemos sido invadidos violentamente.
El atraso, la miseria, el anafalfabetismo, el escaso nivel de desarrollo de la civilización en Haití, de lo cual son co-responsables las potencias que han saqueado ese territorio (no me atrevo a decir ese país), junto a su clase dominante, han hecho que sus moradores hayan sido violentamente empujados hacia este lado de la isla, el de República Dominicana, en busca de mejor vida.
Los haitianos, en su mayoría, vienen aquí y violentan nuestras normas de convivencia, nuestras costumbres, y muchos de ellos nuestras leyes.
Solo les falta levantarse en armas contra nosotros para completar lo violento de su invasión.
19884070 10213916942936808 4101738999936203269 nTenemos que invertir en ellos una gran parte de nuestro deficitario presupuesto de salud, lo cual violenta la lógica de cualquier sistema nacionalista para con los ciudadanos de un país.
Azotan nuestros bosques, con la quema y tala indiscriminada de árboles, violentando con ello las normas que hemos creado para reproducir nuestras condiciones materiales de existencia.
En fin, es un accionar de cosas que violenta la paz de los dominicanos: con drogas, prostitución, robos, desforestación, transmisión de enfermedades, y quizás lo peor: la reproducción de estos males en sus descendencia nacida en el país, para hacer perennes los mismos, según pase el tiempo.
Conozco haitianos que son buenos ciudadanos. Con alto concepto del civismo. Y ni hablar de descendientes de éstos. Pero esos son la minoría.
Lo lamento profundamente por ellos, merecedores como son de compartir con nosotros este terruño dominicano. Pero ellos son la excepción a la regla.
El sufrido pueblo haitiano, que es verdad lo es, no es como esos haitianos que conozco y que en algunos casos hasta admiro, porque esos reproducen y hasta mejoran nuestras condiciones para vivir en paz.
Sin embargo, la mayoría no es así. Es la lamentable verdad.
Y la triste realidad es que esos otros, quienes son la mayoría, violentan nuestra paz. Por tanto su invasión es una violenta. Una triste realidad.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS