EL ESPECTACULO DEL GOBIERNO

Opinion
Typography

El primer capítulo del espectáculo mediático de la Procuraduría General de la República, con una parafernalia policiaco-militar absolutamente innecesaria, concluyó exitosamente con el apresamiento y condena adelantada de los imputados, que nadie, inocente o no, podrá jamás resarcir. La presunción de inocencia de todo ciudadano, que es un principio universal,  quedó pulverizado.
Otra vez la justicia dominicana cae en el descredito; otra vez un juez ignora la toga y el birrete y se coloca un traje morado y amarillo con una estrella para evacuar una sentencia  complaciente con el gobierno.
Me pregunto si las medidas de coerción dictadas por el magistrado fueron redactadas en la Suprema Corte de Justicia o en el Palacio Nacional.
Me pregunto dónde estaba el juez cuando el formidable penalista Carlos Salcedo demostraba que Andrés Bautista, presidente del Partido Revolucionario Moderno, era inocente, como lo hicieron también los abogados de César Sánchez y Temístocles Montas, para solo citar tres casos.
Después de leer el documento de 336 páginas del Ministerio Público y de ver por televisión sus argumentos contradictorios, con lagunas y huecos por todas partes, estaba convencido de que el magistrado Polanco Ortega, a quien siempre lo consideré un hombre honorable, actuaria con absoluta independencia conforme las pruebas presentadas. Me sorprendí, lo confieso, al escuchar las medidas de coerción. El juez no fue garantista, al contrario, fue evasivo,  temeroso y complaciente con el poder. ¡Qué pena!
La dependencia del Poder Judicial quedó demostrada nuevamente. Lo mismo ocurre todos los días con el Congreso.  ¡En este país no hay justicia, quién crea lo contrario está equivocado!
La periodista Marien  Aristy  Capitan del periódico Hoy público un magnifico estudio donde establece que durante los gobiernos de Leonel Fernández se firmaron la mayoría de los contratos con Odebrecht. “Pese a que hubo más contratos, cuando circuló más dinero para sobornos fue en Gobierno de Medina”. (Nadie se explica por qué nadie de ese gobierno está preso) Luego hace una relación de las transferencias hechas a Ángel Rondón durante los periodos de Fernández, Hipólito y Danilo. Un total de 101 transferencias.  Más de 83 millones de dólares. En el de Danilo más de 55 millones de dólares. (Lo mucho hasta Dios lo ve)
Tanto el expediente acusatorio como las medidas dictadas por el magistrado tienen un corte puramente político. Es obvio el interés por hacerle daño al PRM encartando a su presidente. En principio también querían incluir al secretario general, Jesús –Chu- Vásquez, pero luego se percataron de que sería inapropiado acusar a los presidentes del senado que conocieron el 4% de los contratos mientras dejaban fuera a Reinaldo Pared Pérez que aprobó más del 60% y a Cristina Lizardo que sancionó más del 30%,  y desecharon su apresamiento de Chu. (Se salvó en tablita)
He dicho en algunos círculos que Danilo Medina “es más malo que Leonel”, porque es capaz de cualquier cosa, no solo de comerse un tiburón podrido y echar los principios al zafacón,  sino de mucho más porque sus ambiciones no tienen límites.
Si hay un culpable en el caso Odebrecht, si alguien que debe ser encartado, por lo menos investigado seriamente,  precisamente es el presidente Medina. ¡Y eso el pueblo lo sabe!  ¡Créanme!
PD: Proponer que los dirigentes del PRM encarcelados por la justicia que dirige y controla el PLD sean abandonados a su suerte para que los jueces y el ministerio público los sacrifique, es una traición. Ellos “son inocentes hasta tanto se pruebe lo contrario”, pero no en los tribunales del gobierno. Creer en los jueces y los fiscales del partido morado es un acto de complicidad de los Caballos de Troya escondidos en el PRM que deben ser expulsados como garrapatas para imponer el orden y la disciplina para construir un partido verdaderamente opositor y solidario.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
e-max.it: your social media marketing partner