21
Thu, Feb

La comunicación y la psicología política, necesarias para organizar campaña electorales

Opinion
Typography

Al entrar el siglo 21 el accionar político cambió drásticamente.  Ya no se puede pensar en el caudillo de la época rural montado en un caballo recorriendo todo el país,  en aquel dirigente que pedía un balcón para ganar la presidencia, o una gran manifestación frente a la plazoleta de un puente sobre el río que divide a la ciudad Capital.

La llegada de la Primavera Arabe modificó los parámetros. Cierto, que detrás de esas variantes políticas estaba la dirección hegemónica de los Estados Unidos, pero el uso masivo de las redes sociales insufló nuevas vías a la línea política.

El político de hoy debe pasar de ser un simple vocinglero o panfletero, a ser un estudioso del desarrollo colectivo y sobre bases científicas tomar las medidas que sean necesarias para impulsar a un candidato. Hoy se cumple más que nunca la máxima de que no hay mal candidato, sino una pésima labor de promoción.

En la República Dominicana se ha escrito muy poco en lo que se refiere a la psicología política, a las campañas de candidatos con posibilidades de ganar, a como se dirige todo el andamiaje para que se pueda hacer un buen papel en una campaña electoral. Ya estamos en la campaña abierta con motivo de las elecciones del 2020, y notamos la falta de documentación de raíz dominicana.

De ahí la importancia de un libro que nos cae en las manos. Trata sobre campaña electoral. Se titula “Compendio experimental sobre comunicación política electoral y sus vínculos con la psicología”. Esta escrito por el periodista dominicano Roberto Rimoli, con la cooperación de  17 investigadores de 7 países latinoamericanos y de Europa.

Rimoli tiene formación como periodista y psicólogo clínico y de la comunicación. Nació y se educó en el país, y ha hecho un amplio trabajo profesional en Puerto Rico. Es un gran acierto este tratado de comunicación política. Es un libro que debe estar en la cabecera de todos los políticos dominicanos.

Para posesionar a un candidato no se puede pensar en lanzar a las calles a las masas, o que votarán masivamente en las urnas, sin ningún tipo de orientación, y sin  haber utilizado la publicidad, y los factores de psicología política, que  pueden impulsar la candidatura de una persona.

Este libro llena un gran vacío en el país. Está escrito con gran sentido de impulsar la investigación, pero en un lenguaje llano y fácil de entender. Habla de utilización masiva de las redes sociales y los nuevos medios, para afincar las campañas políticas, siempre teniendo en cuenta el previo estudio  de la comunicación y la sociología.

La televisión, como se ve en este trabajo,  sigue siendo uno de los puntos fundamentales para lograr el afincamiento de una candidatura política. Esta el complemento de las redes  interactivas, las cuales no tienen un reflejo automático, sino que el mensaje debe ser dirigido en torno a ellas con gran sagacidad. Rimoli y sus colaboradores demuestran que es posible trabajar la política desde el ángulo científico, lejos de la multitud devoradora, de los falsos espejismos, de las irrealidades.

Al candidato hay que tallarlo y refinarlo como un producto que va a venderse a las masas, y para ello hay que tener a mano las debidas herramientas. Rimoli nos da ese mecanismo y nos dice cuáles son los métodos que hay que utilizar para poder llevar a cabo una verdadera organización de planificación política. Saludamos esta obra, que cobra peso intelectual y actualidad cuando estamos ya en medio de la campaña electoral.