21
Thu, Feb

MANUSCRITO EN ZARAGOZA

Opinion
Typography

El manuscrito encontrado en Zaragoza es la obra más conocida de Jan Potocki; escrita en francés, se sitúa en tiempos de Felipe V, es decir, en la primera mitad del siglo XVIII.

Una imaginación sin límites caracteriza el mundo de recursos de Potocki, volcado en la literatura plena de Terror y fantasía. El Conde Polaco profetizó –con su vida y con su obra- la  revolución romántica y las ideas liberales que sobrevendrían en Europa desde 1830.

Obra magistral y anticipadora de la literatura fantástica y romántica que llevó gran parte del siglo XIX, en el manuscrito Potocki rescató las tradiciones de la cábala y la astrología que quisiera ser borradas de la cultura por los dictados de la ciencia positivista.

La obra una gran leyenda con contenido esotérico, cabalístico y fantástico, muestra también la preocupación  del autor por lo maravilloso. La fascinación por la lucha entre el bien y el mal se trasluce en estas palabras que el autor pone en boca de uno de sus personajes: ´´Acostumbrado a penetrar los misterios de la naturaleza, su espíritu se volvió hacia el abismo de las miserias humanas. A fuerza de profundidad, llegó a ver el mal en todas partes y no vivió sino el mal. (…). Él mismo sintió horror de este pensamiento y quiso ver si el mal, para ser, tuvo necesariamente que ser creado´´.

Al comienzo de la noche, el silencio reinaba en la casa como en todas partes, pero pronto comenzó a oírse el entrechocar de hierros y a cadenas. Parte  de la novela  encrespada entre el miedo y el error, en torno al desarrollo de la misma, es lo que nos presente Jan Potocki en la misma.

El Conde Jan Potocki nació en el seno de una familia de nobleza terrateniente, en 1761, en Polonia desgarrada pro las ambiciones de sus poderosos vecinos: Prusia, que crecía incontenible pro el Oeste y por el Norte; el viejo Imperio austrohúngaro, que presionaba desde el sur, y la Rusia de los zares, siempre amenazante tras las dilatadas estampas del Este. (Ob.c.p.6,ed. 2003).  

Era preciso reconocer para aquellos tiempos de Potocki que en Europa se vislumbraban los vientos de la Ilustración, y la familia Potocki quería para sus hijos algo más que una educación provinciana. A su corta edad, el joven fue enviado a Suiza con su hermano Savarín, donde los adolescentes se iniciaban en estudios literarios y lingüísticos en importantes centro de cultura francesa.

Esa formación suizo-francesa-mientras desde París llegaba el espíritu renovador del la Enciclopedia, publicada por -D*Alembert y Diderot entre 1751 y 1772 – definió la vida de Jan Potocki.

Esta obra clásica de Potocki, la cual está compuesta por su contenido literario de Catorce Jornadas De Alfonso Van Worden; la cual en su primera Jornada nos narra: ´´Esta historia comienza cuando el Conde de Olavide aún no había establecido colonias extranjeras en la Sierra Morena, imponente cadena de Montañas que separa Andalucía de la Mancha, en el Mediodía español´´. (p.15).

En su Segunda Jornada, narra: ´´Por fin desperté. El sol quemaba mis parpados y apenas si podía abrir los ojos. Me di cuenta al ver el cielo que me encontraba al aire libre. Aún sentía sueño y, con que ya no dormía, todavía no había despertado del todo. Ante mí desfilaban imágenes de suplicios, que se sucedían una detrás de la otra. Me sentí horrorizado, y me incorporé de un salto´´. (pág. 35).    

El autor del ´´Manuscrito Encontrado en Zaragoza´´, nos dice ya para su Quinta Jornada, que: ´´Al día siguiente partimos bien temprano. Descendiendo las montanas, atravesando profundas cañadas o, mejor imponentes precipicios que parecían llega a las entrañas de la tierra y cortaban la sierra en tantas direcciones que hacían imposible orientarse para saber hacia dónde dirigirnos´´. (pág.81).

Ya por su Octava Jornada, Que: ´´Puesto que tengo el honoro de contarles mi historia, comprenderán que no fui víctima fatal del verano que creo haber tomado.  Sólo perdí el conocimiento e ignoro cuanto tiempo estuve así¨. (pág.132).

Esto así, hasta llevarnos de la intriga y suspenso hasta la jornada catorce y, decirnos el desenlace de la obra hasta llegar al final de la misma la cual abarca un contenido de 302 páginas.

Por lo tanto, es un narración interesantísima, la cual recomiendo leer; ya que, el autor de la misma fue un excelente escritor y narrador, el cual nos lleva a un camino de seguir, seguir y seguir leyendo hasta terminar la obra que lleva por epígrafe: ´´Manuscrito Encontrado en Zaragoza´´.

 
Enrique A. Sánchez L.