17
Sun, Feb

La estructura de la Sociedad

Opinion
Typography

La estructura de la sociedad, el carácter de las relaciones humanas y sus dinámicas están evolucionando a tal grado de llegar a modificar los criterios de juicio sociológico y psicológico del ser humano. ¿Podríamos preguntarnos es el hombre un ente de un sistema de la sociedad, causantes de nuestros males? La respuesta es simple: ni uno ni el otro, muy bien se puede señalar de una manera que somos responsables del deterioro moral que está arropando la sociedad, comenzando por nuestras leyes; porque los encargados de hacerlas cumplir las corrompen. Los patrones de conducta y moralidad domestica; pero esto es un eufemismo sus miembros no se relacionan, no son solidarios para darle mantenimiento y sostener su esencia vigente. Como son las normas y procedimientos de órdenes oficiales y privados; sin embargo, todo esto entra en contradicción entre sí por intereses particulares personales politizados. Y la sociedad como estructura o núcleo sostenedor de todos ellos, se ve comprometido a devolver a sus componentes, lo que recibe de una estructura psiquio-contagiadas de poderosos sectores de grupos sectoriales, complacientes en su mayoría.

Incriminar al sector del estado de la situación en que nos encontramos, a otro es algo difícil. Las estructuras de las sociedades del mundo, son el carácter de las relaciones humanas y sus dinámicas están sufriendo una evolución a tal grado de modificar totalmente todo criterio de juicio de manera particular, en reservorio y reflejos de las conductas, costumbres y hábitos. De ahí en que los tiempos pasados una práctica cuando era repetida derivaba en ley.

Una sociedad llena de ansiedad y conflictos con un diseño hedonista; corrompiendo y desvirtuando la dignidad moral y la ética del ser humano en aras de riqueza para francachelas, gozo de carácter apegado a bienes materiales. Esta cosa por la que el hombre dentro de la sociedad ha comprometido su dignidad y su armonía interior; como son la ansiedad que inciden en el hombre en una sociedad sumida en crisis por la pérdida de sus valores morales. El deseo morboso de conquistar a todos a costa del lujo, las riquezas y las posiciones de dominio que se establecen a base del poder es uno de los móviles más concretos para alcanzar una solidad posición financiera, se debe tener ante todo el poder. Pues la causa de este fenómeno esta situados en la interna estructura de nuestra sociedad, de nuestro modo de hacer la política de nuestro creciente escepticismo, erigido en un sistema sociopolítico conflictivo con sus sucesivas crisis de valores que no proporcionan ningún cambio social recíprocos ni mucho menos revolucionario. La progresiva penetración migratoria en el ámbito territorial de ilegales extranjeros está despertando en los dominicanos a un llamado a la conciencia nacional.

Por otro lado tenemos la violencia delincuencial, el maltrato intrafamiliar; en una sociedad enferma donde impera la inseguridad, el irrespeto a las leyes y a la autoridad y como asi mismo al gobierno y a los principios más elementales del ser humano una sociedad sumida en una crisis de valores, que están llenado de incertidumbre el orden democrático que estamos viviendo. Cabe señalar entonces que incriminar al gobierno o a otros sectores fuera del mismo; la situación en que se encuentra la sociedad es preocupante porque somos responsables de ese deterioro moral que exhibe hoy día la sociedad. ¿Por qué? Porque los políticos y los hombres públicos, se sirven de las causas que le da la posición que desempeñan. Mientras que los problemas del sistema languidecen ante la mirada indiferente de una sociedad genuflexa que no reacciona ante aquellos que históricamente los han engañado.