17
Sun, Feb

Reflexiones de Luis García sobre la Posverdad

Opinion
Typography

Un neologismo que ha dejado rezagada a la propia Real Academia de la Lengua Española es el tema central del ensayo Choque de la Posverdad con la Democracia, El Poder y la Política, del veterano periodista Luis García. Se trata de un fenómeno nada nuevo que, de acuerdo con el autor, es de reciente bautizo con un nombre que estremece desde las teorías académicas hasta las casas editoriales que auspician best sellers, con especial escenario en los medios digitales y las redes sociales.
García se involucra en el debate sobre las llamadas “fake news”, o noticias falsas de hoy, pero se remonta a relatos como el de La Caverna de Platón, en la Antigüedad Clásica, donde la verdad se tornaba increíble para los cautivos que escucharon sobre la vida al exterior de la cueva. Refiere a Joseph Goebbels, publicista de la Alemania hitleriana, quien sentenciaba que “una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”, y agregaba, dice Luis, que “más vale una mentira que no pueda ser desmentida que una verdad inverosímil”. No hay duda de que esas afirmaciones encajan en lo que hoy se conoce como “Posverdad”.
Las preocupaciones que externa el ensayista se acercan a las del filósofo español Ortega y Gasset en su libro La Rebelión de las masas a comienzos del siglo XX, donde advertía el protagonismo de un populacho que despreciaba la verdad y la ciencia. Mientras la ética se tambalea en el ejercicio periodístico, el mundo ha observado acontecimientos como el ascenso al poder de Obama y Trump, en los Estados Unidos, con hechos imprevisibles como la Primavera Árabe, el Brexit europeo y el auge de la antipolítica.
“La posverdad es un fenómeno que ha existido desde hace muchos siglos”, dice en el prólogo el también periodista José P. Monegro, corroborando la tesis de su colega y contertulio. Lo nuevo sería la pasiva actitud frente al fenómeno de la sociedad posmoderna, en desmedro de la moral y la ética social.