16
Tue, Oct

“EL PLD TIENE QUE UNIRSE HASTA PARA PERDER”

Opinion
Typography

La admonitoria sentencia es del avezado dirigente político, José Francisco Peña Guaba, presidente del partido Bloque Institucional Social Demócrata (BIS), aliado histórico del PLD, no obstante haber sido su extinto padre José Francisco Peña Gómez implacable adversario de la organización fundada por el profesor Juan Bosch.
Peña Guaba que es como los cometas que sale de tiempo en tiempo, pero que posee toda la astucia, experiencia y pragmatismo como para visualizar lo que pudiera pasar al PLD si es desplazado del poder en los comicios del 2020, ha formulado con crudeza y responsabilidad una advertencia que no tiene desperdicio.
En ese mismo tenor, ha planteado varias fórmulas para viabilizar un acuerdo de unidad entre Danilo Medina y Leonel Fernández, incluyendo el quitar el nunca jamás, declarar senadores vitalicios a los ex presidentes como existe en otros países latinoamericanos, comprender que todos deben ir en la boleta, refiriéndose obviamente a los partidos aliados.
Peña Guaba no tiene ni remotamente las luces y la cultura política de su progenitor, pero es sagaz, hábil y ve más allá de la curva, al mismo tiempo ha desarrollado aptitudes de buen mediador y tiene un fino olfato político.
No hay que ser magos ni adivinos para darse cuenta que la salida del poder implicará consecuencias catastróficas para la dirigencia y el liderazgo de esa organización, pues lo que ocurre en América Latina con presidentes y ex gobernantes llevados al banquillo de los acusados, son antecedentes traumáticos. Peña Guaba ha planteado una especie de profecía política, ¡para los que tengan oídos para oír, oigan y los que tengan ojos para ver, vean!