Dominicano que prendió fuego a casa en Queens murió en el incendio y era bipolar y depresivo

NUEVA YORK._ El dominicano David Abreu Núñez, de 23 años de edad, quien prendió fuego a la casa en la que murieron una niña de 6 años de edad y su abuelo de 76, además de resultar graves su madre de 35 y hermano de 10 meses de nacido, murió quemado por sus propias llamas, después de regar cinco galones de gasolina en el área de la cocina, como respuesta al pedido de la propietaria de que mudara de la vivienda, porque estaba creando muchos problemas.
Abreu Núñez, quien también era homosexual, le pidió a la dueña Rafelina Moreno, que lo dejara en la casa, porque de regresar a El Bronx donde vivía antes, podría ser víctima de ataques homofóbicos e incluso, morir.
Los parientes cercanos de las víctimas, la niña Emma Domínguez, su abuelo Claudio Rodríguez, la madre Isabel Rodríguez, de, y su hermano Liam Domínguez, dijeron que conocían de ante mano que el pirómano asesino, sufría de perturbaciones mentales, porque se conocían hacía tiempo desde Santiago de los Caballeros, de donde la familia es nativa.
La casa de dos plantas y situada en la calle 93 en el vecindario East Elmhurst en Queens, no se quemó completa en el interior ni por fuera, pero el apartamento donde estaban el asesino y las víctimas, se convirtió en un pequeño de fuego y humo, que cobró las vidas de los muertos.
También les dijo que había sido atracado y golpeado en El Bronx, y que temía por su vida.
La dueña, dijo que él la llamó desde el hospital pidiéndole ayuda porque no tenía donde vivir y ella se mostró solidaria alojándolo en su casa.
Relató que le dio refugio temporal hasta que Abreu Núñez, encontrara un apartamento.
Pero, era muy problemático y después que la propietaria le pidió irse, respondió incendiando la casa, matando a la niña y a Claudio y matándose él.
Los familiares de los muertos dijeron que el asesino suicida, también tenía un récord policial por reportar falsamente que había sido atracado.
«Se veía normal para nosotros. Cuando nos enteramos de sus problemas legales, le dijimos que se fuera”, dijo Raúl Moreno, tío de la niña muerta y esposo de Rafelina. «Por ayudar a alguien este es el precio que pagamos», añadió Raúl.
El Departamento de Bomberos (FDNY) confirmó ayer jueves que el incendio fue intencional. «Se utilizó un líquido inflamable como acelerador», dijo el departamento en Twitter.
Una fuente de la investigación, dijo que Abreu Núñez, comenzó el incendio regando la gasolina en la estufa de la cocina. El incendio se extinguió en menos de una hora, pero las llamas atravesaron la casa.
La madre tiene quemaduras en el 90% de su cuerpo, dijeron sus familiares. Su hijo sobreviviente tiene quemaduras en 80%.
«Dijo que saltó, supuestamente», dijo.
El incendiario se inventó a la historia a la policía de que el domingo en la mañana, escuchó un golpe en la puerta de apartamento en la avenida Morris en El Bronx y fue confrontado por dos mujeres.
Dijo que después, cuatro hombres enmascarados irrumpieron, gritándole que «¿dónde está el dinero?» y mencionando a su ex novio, Alberto, por su nombre.
Añadía en la falsa denuncia que lo empujaron contra una pared y cuando despertó, le metieron una escoba en el recto, le doblaron las rodillas y le ataron las manos a la espalda.
Pero en medio de un intenso interrogatorio, tuvo que cambiar la historia, admitiendo que la inventó.
“No fui violado por nadie. Puse la escoba dentro de mí”, dijo. Se combinó con un cómplice para que se pusiera guantes, pintara las cámaras de seguridad y llamara al 911 mientras se ataba.
«Quería poner a mi ex novio en problemas porque me maltrató en la República Dominicana», admitió. «Me sentía deprimido. Todo fue falso», dijo en el cambio de la historia inventada.
Rodríguez y su padre se llevaron a Abreu Núñez a principios de semana, luego de que les el cuento a los policías, dijeron sus familiares.
“Sé que todas las personas tienen problemas y si puedo ayudarte, genial. Pero si no puedo ayudarte a ti o alguien no puede ayudarme, no voy a lastimarlos por eso», dijo en español Anthony Moreno, primo de la niña muerta.
“¿Por qué alguien haría esto, arruinar a la gente, porqué quitarle la vida a una niña de 6 años?», preguntó Moreno.
«Ella abrió las puertas para ayudar a alguien y ese pedazo de m…, cuando le pidieron que se fuera, prendió fuego a la casa y los quemó a todos», dijo otro primo, que se identificó como Gabriel.
Explicó que la familia regresó a la casa incendiada ayer jueves para recoger algunas pertenencias. «Ella trató de ayudar a alguien y eso es con lo que se le paga”.
El padre de los niños es esperado en Nueva York después de salir ayer jueves en la noche de la República Dominicana.
«Son una familia hermosa, una familia servicial», dijo Gabriel.
«Abren sus puertas y se solidarizan. Pregúntele a cualquiera, siempre ayudan”, añadió.

(Visited 49 times, 4 visits today)

Deja un comentario