EL HOMBRE SE QUEDA

La forma en que ciertos supuesto líder político inducen al desenfreno y al desorden de cualquier manera, en cuanto al medio en política en que se encuentran, dan a entender el desespero en el cual los mismo se hayan y estos los hacen cometer errores garrafales en su desempeño políticos y más no solo de político sino a un nivel más elevado como lo es el de un líder que desea volver al poder por cualquier medio que este sea.

No es conveniente en estos momentos las formas desenfrenadas en que los mismos se muestran, ya que, al decirlo de destacadas figuras del ambiente político a niveles internacionales, que por su cultura y capacidad intelectuales de las épocas en la cuales le toco vivir nos legaron y, los cuales nos siguen dando frutos de todo aquel acontecer político de su tiempo, los cuales caben a la perfección en nuestro ambiente político al día de hoy.

Su producción literaria nos datan de los siglos XV y XVI, las cuales al día de hoy son verdaderas, tanto a lo que se refiere al medio político, como al moral y filosófico; por ellos, un político con categoría de líder no debe bajo ningún concepto actual de una forma la cual demuestre desesperación y  ciertos medios de esquizofrenia temporal.

Porque estos medios en los cuales lo presentan lo podrían lleva a una derrota segura y su abandono total del partido político al que pertenece y verse en la obligación de forma tienda a parte, y no se ha visto que en política el que suele ser el líder, si abandona  su casa no llega al poder.

¿Cómo pretende un supuesto líder llegar al poder cuando el mismo induce al caos y al desorden? Debe detenerse a pensar en lo que él mismo hace cuando manda a personas de escasos recursos, los llamados moto conchitas, por unas dadivas de unos centavos y un poco de combustibles y algo más a hacer marchas y a la anarquización del orden público y a la paz que hoy vive el pueblo dominicano, frente al Congreso Nacional.

Eso no es más que una falta de respecto a la nación dominicana y a su partido, esta muestra de desesperación por lograr de nuevo retornar al poder, y que por ende, el mismo debe entender el error que estas cometiendo el cual le restas votos y credibilidad.

Un hombre que no tiene confianza en sus propias gentes que le siguen, cómo puede tener credibilidad, cuando en un acto en un Hotel de la capital el día de ayer domingo se le prohibió entrar con celulares y otras prendas de uso personal, y hoy con la firma de un libro frente al Congreso Nacional, cómo puede el pueblo dominicano creer en un hombre así.

Como lo solía decir el líder político italiano Nicolás Maquiavelo: ´´en política aquel que se desespera no llega´´. Porque de toda forma su partido seguirá en el poder, pero no con usted, sino con el que está. Porque Danilo Medina va y se quedara.

Enrique A. Sánchez L.

(Visited 643 times, 1 visits today)

Deja un comentario