28 años del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP)

El Comité Ejecutivo del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) saluda la llegada del aniversario 28, al tiempo que denuncia su profundo pesar, ante la actitud de desaire e indiferencia, manifiesta por los señores legisladores, quienes han hecho caso omiso al proyecto de ley, que modifica la decadente Ley 10-91, y que fuera depositado, por esta gestión, hace un año y tres meses.

La importancia que para los periodistas tiene el conocimiento y aprobación de esta nueva ley, radica en su dinámica concepción de qué cosa es un colegio de profesionales, al tiempo que ubica el impactante papel del periodistas ante los desafíos que nos deparan los nuevos tiempos. Urgidos de sorprendentes tecnologías y liderado por nuevas éticas.

Sin embargo, y pese a este manifiesto desinterés de los señores legisladores, la actual gestión, que hoy dirige la vida del Colegio Dominicano de Periodistas, no se ha amilanado, y hoy les presenta una serie de promisorias inauguraciones, reaperturas de instalaciones y mejoramientos de sus instalaciones, encaminadas a proyectar, promover y consolidar la imagen de credibilidad y respetabilidad, propia de un organismo que agrupa a las mujeres y hombres dedicados a la información pública del país.

Los significativos logros que esta gestión (2017-2019) ha comenzado a mostrar, se inscriben dentro de una excepcional dirección administrativa, que tendrá que ser ejemplo, para las accionarias gestiones venideras, de cuánto se puede hacer, cuando se tiene una clara concepción de qué es un Colegio Profesional.
En un año y seis meses, y con considerables responsabilidades fiscales por cumplir, todas heredadas de gestiones pasadas; y pese al sistemático incumplimiento de la ley 10-91, por parte de los dueños de los medios, la ausencia de ayuda del Estado y las bajas recaudaciones por el pago de las cuotas de membrecía. Hemos cumplido, hasta el momento, con el pago del último centavo adeudado.

A mediados del 2018 inauguramos, en una confortable sala, un Centro de Formación y Capacitación Informática, con unas 30 computadoras nuevas, que hoy sirven de escuela de entrenamiento de comunicación digital a los miembros del CDP, a través de programas sabatinos y dominicales. Asimismo, reinstalamos nuestra página Web, y le hemos dado vida, a la publicación bimensual de nuestro órgano informativo “El Periodista”. Que además de ser un órgano noticioso, ha sido hasta este momento, el más valioso instrumento de recaudación de fondos con el que contamos.

Hallamos, lo que fuera en su momento, una sala de eventos sociales, pero por la anomia y el desinterés, fue convertida en un almacén de hierros retorcidos y herrumbrosos, y un peligroso depósito de trastos clínicos vencidos, y cubierto su piso por una capa de cemento, que tuvo que ser removida, a mano. Pero que hoy, estamos a punto de invitarlos a su reinauguración festiva, ya que le hemos devuelto su anterior esplendor y fino atractivo, para que podamos reencontrarnos, sin necesidad de pagar altos costos de alquiler de local, para celebrar cualquier evento.

Hemos retirado “las insultantes chatarras de vehículos”, que por más de dos pasadas gestiones, afrentaban el parqueo del edificio, así como la oclusión, en cemento, de la que fuera una puerta colateral. Enferma por el salitre y el desuso.
La que fuera una pequeña biblioteca, con 233 volúmenes, y que en justo homenaje lleva el nombre de un gigante referente de las luchas gremiales, El Chino Bujosa. Se ha transformado en un centro de consultas y de investigación, de 14 mil volúmenes, gracias a las donaciones de los familiares del periodista y escritor Lipe Collado y el académico Rafael Peralta Romero, ubicada en el cuasi rescatado tercer piso de nuestro edificio.

Uno de los grandes problemas de salud del periodista, y que tiene que ver con su sonrisa, es la dentadura, ahora solo esperamos que la Dirección sanitaria del Ministerio de Salud Pública nos autorice la apertura del Centro Médico Bucal que funcionará en el primer piso, y del que ya está instalado su modernísimo sillón turbo. Ahora depende de la prontitud de ellos.

Algunas realizaciones nos faltan por alcanzar, pero las ausencias y deserciones del equipo dirigente inicial, marcadas por las razones que fueron conocidas en las recientes asambleas, y que nos jugaron una mala pasada, han hecho muy lento el cuadro de cuanto podamos presentar. Sin embargo, nos quedan los bríos, esperanzas y entusiasmo del deber cumplido y de los que creen que tendremos un futuro más promisorio y halagüeño.

Felicidades compañeros periodistas en tu nuevo aniversario.

(Visited 45 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario