Revisión al Nuevo Idiota Iberoamericano

Calificados investigadores de diferentes disciplinas coinciden en que con el derrumbe del llamado socialismo que encabezaba la desaparecida Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) a finales de los años 80 surgió una etapa internacional que obligó a replantear concepciones enarboladas como verdades absolutas durante todo el siglo XX. Fue el contexto aprovechado, a inicio de los 90, por los escritores Plinio Apuleyo Mendoza, colombiano; Carlos Alberto Montaner, cubano y Alvaro Vargas Llosa, peruano, para combatir las manidas ideologías izquierdizantes del continente, siempre repetitivas en culpar al sistema capitalista y al imperialismo norteamericano en particular de todas las miserias materiales y espirituales de los llamados países del tercer mundo.
Por los enfoques radicales recogidos en Manual del Perfecto Idiota Latinoamericano, Mendoza, Montaner y Vargas Llosa fueron bautizados por sus críticos de la izquierda como “los tres chiflados del liberalismo”. Como siempre, en la última década del siglo XX, el insulto fue la respuesta de los que no tuvieron argumentos para rebatir las ideas expuestas por los autores, quienes han dado seguimiento a la Historia, con El regreso del Idiota, y más recientemente en esta segunda década del siglo XXI, con Últimas Noticias del Nuevo Idiota Iberoamericano, bajo el sello editorial Paidós.
Los cronistas han podido vivir para analizar fenómenos como el chavismo en Venezuela, con la hoy decadente figura de Nicolás Maduro; la Cuba de los Castro, que tras el retiro de la URSS pasó a depender del petróleo venezolano; el esplendor y la caída de Lula en Brasil; los gobiernos de Evo Morales en Bolivia, sin ignorar las experiencias gubernamentales de Correa, en Ecuador; los Kirchner, en Argentina; Mujica, en Uruguay y Ortega en Nicaragua, representantes del denominado “socialismo del siglo XXI”, modelo que culpan del alejamiento de la inversión privada y el aumento de la pobreza.
El libro plantea que en vez de buscar culpables, los países tercermundistas requieren de una mística económica y educativa que conduzca a un verdadero desarrollo, con relaciones sinceras, armónicas y productivas con los más avanzados de América, Asia y Europa.

(Visited 31 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario