Cuando la inteligencia quiso entrar a la cabeza de ciertas personas ya la ignorancia había acampado en ella

Por Olga Capellán.-

BARCELONA, España.- La guerra verbal de los oponentes de aquellos a quienes se le hace imposible ocupar un verdadero puesto en la sociedad, porque solo exhiben mediocridad, y al verse imposibilitados recurren a los métodos más bajos que existen para tratar de combatir a aquellas personas que creen ser un obstáculo para el desarrollo de sus mezquindades personales.

Recurrir a los métodos más bajos con la finalidad de destruir moralmente a la figura de Olga Capellán, es lo más absurdo que se ha podido ver, además de que en ella no existe la maldad, y con un corazón sincero, solidaria, abierta siempre para socorrer a quienes necesiten de ella con amor, apego filántropo, quien como profesional de la comunicación jamás ha ligado su trabajo con los asuntos políticos, es decir en su profesión no tiene compromiso con nadie, por eso no ha sido la primera vez en ser torpedeada.

Dotada de uno de los Curriculum profesionales como muy pocas personas pueden exhibir dentro del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) organización política en la que milita desde hace 45 años, en el país y en Europa donde reside por casi 30 años, dirigente de talla sin haber practicado nunca el transfuguismo político, ni ha emigrando a otras organizaciones políticas que no sea el PRD, siempre apegada a los principios éticos y alineamientos políticos partidista, a los ideales de su líder máximo, el Dr. José Francisco Peña Gómez hasta su muerte, luego integrada con orgullo al equipo de apoyo del Ing. Miguel Vargas Maldonado, con quien trabaja desde el año 2006, cuando este declaró sus aspiraciones presidenciales por primera vez.

Olga Capellán, se ha convertido en la diana de un grupo de mediocres y perversos que pululan en el PRD, pero que no tienen nada importantes que exhibir dentro del partido blanco, solo que se le han regalados posiciones para encumbrarse y por eso se creen tener derecho para echar tierra a la hoja de servicios de los demás, algunos cobardes que se esconden bajo la falda de otros para emitir epítetos negativos de Olga Capellán y de otras personas, sin conocer la verdad, solo porque reciben entre 20 y 30 Euros para expandir sus venenos, pero ese es el valor que ellos poseen, ya que solo son epitafios políticos.

Pero es que ellos y quienes los apañan son tan perversos que solo emitiendo sus venenos, no importa desde que montículo lo hacen, pueden ser desde una oficia desde el Congreso Nacional o de donde quiera que se encuentren, no tienen calidad moral para enfrentarse a una persona con tales cualidades, por eso la han convertido en el objetivo de los dardos venenosos que lanzan en su contra.

Decir que Olga Capellán es la vergüenza del PRD es una canallada más de estos cobardes, mujer con una hoja de servicios intachable como muy pocos compañeros pueden exhibir, con dos carreras universitarias, graduada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo con tesis recomendada para libro, la tercera en su categoría, con título reconocido (en homologación elevada al doctorado) por el Ministerio de Educación y el Senado de Berlín) donde residió por unos 10 años y con más de 20 diplomas de oficios técnicos superiores, dedicada al oficio del periodismo desde 1980, no a cosas ilícitas y vergonzosas, dedicada al periodismo y a la política, y me debo a mi partido del que milito desde el año 1972.

Además Olga Capellán, es directora de un medio de prensa y reportera para varias emisoras, tanto de la República Dominicana, así como en New York.

Siempre lo he dicho El presidente de nuestro partido Ing. Miguel Vargas Maldonado va por buen camino, disciplinando como ha podido a su militancia, pero todavía le falta mucho por hacer, sobre todo disciplinar a algunos militantes de seccionales de Europa que con sus chismografías baratas imposibilitan el crecimiento que amerita el PRD en los actuales momentos.

Por último una sola advertencia voy hacer a esos perversos disfrazados de perredeistas, a cada quien que se mantenga en su sitio, porque con sus vómitos de panfleto no van a lograr sacar de mi tintero democrático, Olga Capellán no le teme a nadie y el que quiera, que mejor atente físicamente contra ella, pero no me callarán.

(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario