LA PENA CAPITAL PARA ALGUNOS DELITOS

Más temprano que tarde en nuestro país, los expertos en leyes junto con el Congreso tendrán que abocarse de manera responsable a adecuar nuestras leyes, para que estén acorde con la realidad que se vive hoy.
Para nadie es un secreto que así como todo en el mundo se ha globalizado, el crimen ha hecho lo mismo y es necesario actuar para adecuar las leyes, con sanciones más drásticas.
En nuestro país por ejemplo cada día estamos viendo acciones criminales que antes no ocurrían, pero estos criminales siguen recibiendo un castigo que a tres y cuatro años ya están en las calles cometiendo crímenes peores.
Yo considero que los dominicanos debemos establecer reglas claras para delitos como secuestros, violaciones sexuales, sicariato, así como para los que reincidente.
No es posible que un joven que haya participado en la muerte de cuatro personas fuera condenada a cinco años de cárcel y antes de cumplir la pena está en las calles cometiendo actos peores.
Creo sinceramente que es tiempo para que se comience a trabajar y ponderar la pena de muerte y la acumulación de la pena para estas personas, pues no es posible que alguien que le quita la vida a otra en una acciones planificada, esté en las calles a los cuatro años, como ocurrió en el caso de uno de los que participó en la acción contra David Ortiz.
Hay personas que no merecen estar vivas y otras que no merecen salir de más de la cárcel, pues está demostrado que no se regeneran sino que en la prisión perfeccionan el método para cuando salen ejecutarlo con mayor eficiencia.
Nosotros no podemos seguir condenando a los delincuentes como si estuviéramos en los años 70s u 80s del siglo pasado, pues vivimos otra realidad que es necesario actualizar.
Se hace urgente que personas como el llamado Chacra que asesinó a toda una familia no salga más de la cárcel, que si fue condenado a 30 años de prisión a los 20 no tenga una libertad condicional.
Así como los participantes en el atentado a David Ortiz, todos fichados por acciones anteriores, no deben ser favorecidos con libertad condicional, no ellos deben morir en la prisión.
Este planteamiento es de un periodista, no de un abogado o de un juez, pero hemos observado en los últimos años, que crímenes horrendos siguen sancionándose como si fueran 30 o 40 años atrás.
Apartado del concepto religioso, de que nadie le debe quitar la vida a otro, debemos enfocarnos en la realidad y enfrentar estos crímenes con firmeza y el que tenga que morir que muera y quien tenga que permanecer toda la vida en la cárcel que así sea.
Quienes se reúnen y acuerdan planificar un secuestro, asesinar a una o varias personas a cambio de dinero, o violar a una niña o niño, no merecen compasión simplemente eliminarlos
La sociedad necesita una limpieza urgente, hay que sacar a todo el que no sirve, así como se hace cuando hay una fruta dañada en un costal, que para no dañar a las demás se saca, eso mismo hay que hacer pero con urgencia.
Hay que actualizar nuestras leyes y dejarnos de lamentaciones y sentimentalismos, pues no es posible que una persona que tiene hasta 15 sometimientos por diversos delitos la estemos manteniendo en la cárcel durante varios años y que cuando un juez decide darle la libertad, a los pocos días estas cometiendo los mismos delitos.
O que personas que todos creíamos que están en la cárcel, estén en libertad condicional, porque no se le aplicó la acumulación de la pena y vuelven a cometer los mismos hechos o peores, eso no debe seguir así.

(Visited 22 times, 1 visits today)

Deja un comentario