Responsables del crimen

Un factor que no se puede ocultar, es que la violencia está doblando el pulso a la sociedad dominicana. Los últimos episodios presentan un trágico drama. Hay que  hacerle frente desde los medios de comunicación, y no perder la visión de llevar esperanzas al país de que esto se puede controlar.

En la guerra por el destino turístico, el país ha dado un tropezón. Se presentaron los informes en torno a las norteamericanas muertas, y de sopetón llega la agresión a David Ortiz. La prensa internacional maneja  estos hechos  con la idea de que estamos en un volcán en erupción.

Las autoridades deben tratar  estos casos de violencia, con la precisión del bisturí de un cirujano. Cualquier movimiento en falso le hace daño al país. Lo primero es dejar a un lado a vocingleros, y levantar la consigna de que el país es seguro, aunque se produzcan hechos de violencia, que podrían ser aislados.

En muchas ocasiones los periódicos dominicanos chorrean sangre, y eso no es percepción. Si se buscan resultados, esas informaciones demuestran que el pulso está casi a nivel de la mesa. Hoy  la prensa digital tiene alcance mundial, y en ella se dan a conocer los actos de violencia, con las fotos más desgarradoras.

No se le puede echar la culpa a los medios informativos. No son los que originan la violencia. La misión de la prensa es  dar a conocer los hechos. No puede ocultarlos.                                            La prensa no  mata, pero tampoco puede  tirar un manto de ocultar. La prensa haría mal si aplica autocensura para ser selectiva al momento de dar a conocer los actos de violencia.

Si es responsabilidad de las autoridades tomar medidas de prevención para minimizar estos actos de violencia que ocurren a diario. Además, se debe respaldar a la policía en sus acciones dirigidas a apresar y someter  la justicia a los violadores de las leyes.

Hay que fortalecer a la justicia para que se puedan llevar a cabo procesos que sean objetivos e imparciales, donde se enjuicie   a los acusados, respetando todo el derecho penal. No se trata de salir a detener a cualquiera y echarle crímenes sobre sus hombros. La investigación se debe ampliar para que solo los responsables sean condenados.

Hay un tema polémico en torno a la violencia, y es la publicación en los medios de comunicación de fotos de cadáveres  que han sido violentados. Por ética son contrarios a que se expongan estas fotos  para llenar las expectativas de morbosos que buscan los datos macabros de un hecho para disfrutarlo.

Hay violencia en el país. En ocasiones luce indetenible. Parecería que está doblando el pulso a los dominicanos, pero hay esperanzas de que se pueda controlar esta situación. Por los métodos que sean, se tiene que imponer el imperio de la ley, y llevar a la cárcel a todos los violadores de las leyes. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

(Visited 19 times, 2 visits today)

Deja un comentario