UN HAITÍ FALLIDO, PELIGRA NACIÓN DOMINICANA

Es lamentable que en estos momentos, la situación que se vive en el  país de Haití, en torno  a la inseguridad ciudadana que allí existe y que nuestra nación este de espalda a esta realidad, la cual representa  una amenaza latente para la República Dominicana por la situación de un estado fallido en Haití, el cual significaría una catástrofe de proporciones no imaginables. Dicha crisis social y política la cual se vive en la nación haitiana, que durante tres semanas se han visto violentas protestas demandando la dimisión del Presidente Jovenel Moise, el cual gobierna desde el año 2017; pero dicha dimisión no es la solución al problema, porque la misma no cambiaría la situación política, económica y social, en el cual ese país viene arrastrando desde toda su historia, por ser la misma una conspiración política internacional con fines impredecibles. Durante estas, se han paralizados la mayor parte del comercio debido a la destrucción de la propiedad privada y la pérdida de vida humana  la cual ha preservado a que, Estados Unidos y Canadá adviertan a sus ciudadanos para que se abstuvieran de viajar a territorio haitiano.
 ´´Es necesario, en estas circunstancia, hablar de lo que podría ser un estado fallido, donde la crisis en vez de excepción, son la regla y eso lleva a que muchos minimicen lo que sucede puesto que lo consideran el día a día. Pero en estos momentos, lo que se viene observando en la nación haitiana, es una combinación de lo que podría ser una contradicción económica en un país que es ya el más pobre del hemisferio de América, donde hace muchos años impera el caos y el desorden,  y por cuanto, la inestabilidad política, las cuales vienen hacer el fruto de la debilidad de los gobiernos desde antes de iniciar y encima de todo, escándalo de corrupción por la administración irregular de Petrocaribe. Es la unión perfecta para un seguro estallido social que no se veía a este nivel desde la caída del Presidente Jean-Bertrand Arístides y se espera que todos se resuelva del otro lado de la frontera sin tomar en cuenta las medidas excepcionales que urgen para la protección de nuestro territorio, y por lo tanto,  es condenar a nuestra nación  a una situación dramática y peligrosa.  
Ya que, tenemos que tomar en cuenta que: ´´por la frontera pasan personas, armas, drogas, etc., entre otras cosas como el contrabando de diversas clases., lo cual empeoraría de manera drástica ante una caída de la mínima institucionalidad surgida en Haití. Lo cual es necesario en estos momentos de crisis en la nación haitiana, el deber patriótico y la responsabilidad estadística al incrementar drásticamente la protección del territorio nacional para impedir que oleadas de cientos de miles de haitianos ilegales  e incontrolables, pasen a nuestro territorio, los cuales no habrían fuerzas que puedan impedirlos, donde se pone en peligro –desde luego- es la soberanía de la nación dominicana. El cual debe ser el tema central en estos momentos para nuestro gobierno, por encima de muchos otros, ya que el mismo representa un peligro real y latente´´.
Ya que, de surgir un estado fallido en Haití, el cual pondría en peligro la nación dominicana, es muy lamentable y peligroso para nuestro país, ya que se habla de fusionar la isla en una sola nación, lo cual es imposible e inaceptable. Es deber  del gobierno dominicano cumplir con la Ley de Migración para controlar la situación en la frontera y otros males que preocupan al ciudadano.
También es deber del Estado Dominicano, militarizar la frontera a como dé lugar por todos los medios e impedir el paso de ilegales delincuentes haitianos de ocurrir un estallido social en esa nación haitiana.

(Visited 151 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *